Ciudadano Justo

Por Alberto del Río Legazpi (5 de enero, 2011)

(Ha fallecido Justo Ureña. Reproduzco mi artículo, publicado -en el diario La Nueva España, en la columna EN BLANCO Y NEGRO- el viernes, 19 de octubre de 2007, con motivo de la presentación del libro “Avilés en el pasado”, con fotos de Nardo Villaboy y textos de Justo Ureña)

Es un caballero singular, que vino al mundo en el marinero barrio avilesino de Sabugo. Cosa que ambos, personaje y lugar, se agradecen mutuamente.

Es la memoria viva y andante de esta ciudad. El sabio que busca y rebusca, que conoce y reconoce casi todo lo relacionado con Avilés. En determinadas materias es toda una autoridad nacional e internacional. Ejemplo de lo anterior es su exhaustivo estudio sobre la muralla medieval de la villa, labor a la que lleva dedicada más de sesenta años, o el de su conocimiento sobre la vida del marino y guerrero, Pedro Menéndez de Avilés, que tanto agradó a sus colegas americanos de San Agustín de La Florida.

Funcionario municipal jubilado es, desde hace 16 años, el Cronista Oficial de la Villa de Avilés. Ha publicado varios libros y numerosos trabajos relacionados con la historia avilesina y sus personajes más significativos. Habla por los codos y con mucha propiedad: unas 900 conferencias, más que menos.

Es amigo y maestro. O viceversa. El caso es que alegra la vida de cantidad de personas con sus conocimientos y anécdotas, envueltos en una prodigiosa facilidad de palabra. Tiene ese extraño don de hablar divirtiendo y enseñar polemizando.

También es pintor de exposiciones pictóricas y poeta de un par de libros publicados, cosa heroica ésta. Se acerca mucho a lo que se ha venido en llamar un hombre del Renacimiento, entendiendo por tal aquellos que son completos en casi todas las artes. Pero, a mí lo que más me importa es que, Justo el ciudadano, siga conservando y por mucho tiempo, ese carácter divertido y esa forma de ver la vida tan irónica y en ocasiones tan quevedesca. Eso si que son valores…

No es de extrañar, que con tanto bagaje, Justo Ureña y Hevia, ilustrado gentilhombre que tanto lustre da al panorama humano avilesino, fuera imprescindible para poner la prosa y el reconocimiento de paisajes y paisanajes anclados en el tiempo, que aparecen en el excelente libro de imágenes históricas de Nardo Villaboy, “Avilés en el pasado”, recién salido de la cocina editorial y que figura como menú del día en las librerías asturianas.

Justo, es de esos ciudadanos a los que apetece dar las gracias por su sola presencia y -como no- por su exquisito parlamento. Sería lo justo.

Categoría: General | Comentarios(12) | enero 2011 |

12 Respuestas a “Ciudadano Justo”

  1. Koldin Escribió:

    Conozco a Justo desde que nací. Por cierto, nací a cincuenta metros (poco más) de donde él nació. Cuando crecí y me interesé, descubrí que Avilés “tenía historia” gracias a los artículos de Justo en la revista “Ensidesa” (donde contaba con espacio suficiente para esplayarse). Y, claro, me parecía un coloso. Eso que pertenecía a la rama “bajina” de los Ureña (que los hay altos).
    Durante una estancia en un centro educativo de Pravia, su director que, asimismo, era natural de Forcinas de Arriba y alcalde-presidente del concejo, me espetó un día: “Pedro Menéndez era de Pravia”. Quedé paralizado y pensé, muy para mis adentros (para que no se me notase): “¡No puede ser!. ¡Tengo que decírselo a Justo!”. Para ser justo (con minúscula), en el San Luis era preferible que te espetasen una afirmación de este tipo a lo que solía espetarnos allí.
    Un fin de semana que fui a Avilés (en libertad provisional), encontré a Justo y le pregunté o afirmé, o las dos cosas:
    – Que diz don Manuel que Pedro Menendez era de Pravia.
    – Luisín: diy a ese paisano que no diga babayades.
    A ver quién era el guapo que deciía al director del San Luis que no dijese “babayades”.
    Desde entonces (y ya llovió), todos los encuentros con Justo comenzaban con la pravianidad de don Pedro. Nuestro hombre respondía con ese humor tan de Sabugo (a pesar de sus ancestros en la Invicta), añadiendo gotas de cultura renacentista.
    ¡Qué fin de año!. En poco más de un mes, hay muerto mi padre (que tenía la misma edad de Justo), María Luis Lumen, mi mestra, y ahora Justo. Este, como seguro que se aburrirá en el cielo, enseguida comenzará a organizarle el archivo a San Pedro.

  2. Rubén Domínguez Rodríguez Escribió:

    Una lamentable pérdida. Cosas como estas que hizo Justo Ureña son las que ayudan increiblemente a conocer mejor la historia de nuestra ciudad. En la página web del poblado de Llaranes hemos escrito un artículo en su memoria, para la memoria de Avilés. El enlace directo es el siguiente:
    http://llaranienses.blogspot.com/2011/01/fallece-justo-urena.html
    Un saludo y Descanse en Paz

  3. FERNANDO Escribió:

    Descanse en Paz

  4. elena sanz Escribió:

    Descansa en paz Justo.Porque allá,pol cielo,serás siendo divertido y no pararás de evolver,archivos o lo que haya!…
    Quién iba a decir que la parrafadina de este año delante el antiguo Café Colón sería la última en tierra sabuguera?La próxima en el cielo..

  5. Pamplonés Escribió:

    Un gran hombre. DEP

  6. Nemo Escribió:

    El año pasado sobre finales de enero D. Justo nos contaba, entre otras cosas, su encuentro con los restos de D. Pedro Menéndez.
    En su honor y para todos los habituales de la Vía Láctea pongo la dirección en donde se puede descargar su particular voz y su gracejo describiendo lo que “no sabía casi nadie”.

    http://www.megaupload.com/?d=RPCKRG8Y

    Saludos

  7. pozarico Escribió:

    Ciudadano, señor y caballero, en pocas palabras eso si es tener nobleza, adios eterno a un noble avilesino ejemplar en su vida, Don Justo Ureña Hevia.

  8. Cani Escribió:

    En paz descanse, en Aviles se notara su ausencia. Desde aqui un recuerdo entrañable para sus seres mas cercanos.

  9. Bruno Escribió:

    Es una gran pedida para la hitoria de aviles y sobretodo para los que a menudo consultabamos de su sabiduria.
    Justo amigo, descansa en paz.
    Gran persona y caballero por siempre

  10. paula de diego Escribió:

    Poco o nada puedo añadir a lo que escribiste en su día de tan ilustre señor. Por el azar de la vida tuve la suerte de conocerle hace aproximadamente unos 3 años, y tenia tal energia positiva aparte de toda su sapiencia, que era como si hubieses tomado una vitamina maravillosa, que es eso en realidad estabas con una persona que te hacía feliz, hoy día es casi imposible encontrar una persona tan maravillosa.
    Agradezco y te agradecemos todos los asturianos y los que no lo somos ese comentario que siempre como D. Justo permanecera en nuestro recuerdo.

  11. Bel Escribió:

    ¡Lo bonito es que le hiciste dos homenajes, uno ahora desde el recuerdo y otro en vida (éste seguro que le emocionó y le llenó de alegría)!.

  12. Teótimo Pongamos Escribió:

    Creo que si los ciudadanos no conocen los méritos (cuando son relevantes, como es el caso de los arquitectos Menéndez Camina)de un conciudadano, deber es, del concejal de Cultura hacerlo (y si no lo sabe no le faltará quien lo asesore. Que la política está llena de asesores).
    Por tanto, a mi me sigue (coincido con Alberto del Río) pareciendo irreal que no se homanejee como se debe a unos avilesinos que tantos edidficios dejaron construido por Asturias, hace 400 años. Una injusticia lo es. Pero una brutalidad cultural, también, por parte de las autoridades que nos rigen, Koldin.
    No hablamos de unos artistas cualquiera ¡coño, que hicieron una capilla de la catedral de Oviedo!
    Por Dios, que esto de Aviles es surrealista, lo diga uno de Oviedo o de La Coruña.

Escribir comentario