Es urgentísimo reordenar Asturias

Por Alberto del Río Legazpi (14 de mayo, 2010)

La crisis nos ahoga Reorganícese el mapa asturiano, tal como se planificó en su día.

Digo que: estoy acoquinado por la excepcionalidad de las medidas económicas tomadas por el Gobierno de España.
Digo que: por su magnitud estamos viviendo una situación de emergencia histórica que exige medidas radicales, acordes con el tembleque que tenemos ahora mismo. Medidas que no han de pagar los más débiles, habiendo como hay -al menos en Asturias- soluciones administrativas, ya aprobadas pero aparcadas.
Resucito el decreto 11/91, del 24 de enero, aprobado por el gobierno del Principado de Asturias. Entonces se hizo público el nuevo mapa de comarcalización, en espera (ahí sigue, desde entonces) de desarrollarse oficialmente. En mayúsculas reproduzco las nuevas demarcaciones, en minúsculas los actuales ayuntamientos que agruparía, según dicho decreto:
AVILÉS: Avilés, Candamo, Castrillón, Corvera de Asturias, Cudillero, Gozón, Illas, Muros de Nalón, Pravia y Soto del Barco.
CAUDAL: Aller, Lena y Mieres.
EO-NAVIA: Boal, Castropol, Coaña, El Franco, Grandas de Salime, Illano, Navia, Pesoz, San Martín de Oscos, Santa Eulalia de Oscos, San Tirso de Abres, Tapia de Casariego, Taramundi, Valdés, Vegadeo, Villanueva de Oscos y Villayón.
GIJÓN: Carreño, Gijón y Villaviciosa.
NALÓN: Caso, Langreo, Laviana, San Martín del Rey Aurelio y Sobrescobio.
NARCEA: Allande, Cangas del Narcea, Degaña, Ibias y Tineo.
ORIENTE: Amieva, Cabrales, Cangas de Onís, Caravia, Colunga, Llanes, Onís, Parres, Peñamellera Alta, Peñamellera Baja, Piloña, Ponga, Ribadesella y Ribadedeva.
OVIEDO: Belmonte de Miranda, Bimenes, Cabranes, Grado, Llanera, Morcín, Nava, Noreña, Oviedo, Proaza, Quirós, Las Regueras, Ribera de Arriba, Riosa, Sariego, Santo Adriano, Salas, Siero, Somiedo, Teverga y Yernes y Tameza.
La medida fue tomada por la escandalosa atomización de Asturias: muchos concejos con escasísima y dispersa población De los 78 que tenemos, 25 tienen menos de 1.500 habitantes, es decir, el 32%. Había que ir hacia una concentración de municipios, en nuevas comarcas.
Digo que: para revivir esta medida no fue necesario que me llamara ni la señora Merkel, ni el señor Obama. Me alumbró el estado nerviático de mi tía Luz María, en estado de cabreo desmadrado, por la próxima congelación de su ridícula pensión.
Digo que: Dejen de andar a morrillazos ideológicos y ladrillazos verbales, tanto el de ceja circunfleja como el de la barba capada (en este bendito país nuestro, todo está cogido por los pelos) porque ya ven que hay soluciones.
Al director del aeropuerto de Asturias cuando le preguntaron, su opinión sobre el arreglo del caos aéreo propiciado por la desgraciada nube volcánica, respondió con lo de “nunca llovió que no escampara”.
Pongan, los gobernantes, en práctica este decreto que facilita una enorme disminución de gastos.
Y finalmente, digo que: ¡Dios nos coja confesados!

Categoría: En blanco y negro | Comentarios(66) | mayo 2010 |