Asturias puede descubrir el sueño de Avilés

Por Alberto del Río Legazpi (19 de febrero, 2010)

Un equipo investigador asturiano descubre “el material que el que se forjan los sueños”

Científicos del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA), han publicado en la famosa revista “Sleep”, su descubrimiento de las ondas PGO, que recrean la sensación de movimiento en el cerebro mientras dormimos. Este tipo de ondas, hasta ahora solamente identificadas en los felinos, “ayudan a forjar los sueños al recuperar escenas de la realidad propia de cada persona”, porque “los sueños, conscientes, son una extraordinaria y fiel réplica de nuestra vida en vigilia”.
Así que uno puede inducirse sus propios sueños. Y hay una terapia del sueño al igual que hay una de la escritura. Funciona escribir lo que te pasa y funciona soñarlo. Es más, se afirma que aún dormidos seguimos siendo conscientes de nuestro entorno.
Cambio.
Hasta ahora había una candidatura asturiana conjunta, a capital europea de 2016: Gijón, Oviedo y Avilés, que lideraba los votos de los internautas del mundo entero.
Pero ahora los organizadores no aceptan ese tripartito y el Principado de Asturias le ofrece a Oviedo liderar el proyecto, con Gijón y Avilés en segundo plano. El alcalde, Gabino de Lorenzo, seguramente con pesadillas, rehúsa.
No olvidemos que ha sido en Asturias donde se ha descubierto el material con el que se forjan los sueños y que Avilés es ciudad que tiene un pasado sobresaliente con un casco histórico, a un paso de aspirar a Patrimonio de la Humanidad y un futuro, que en el 2016 será presente, con el Centro Niemeyer en la órbita del G-8 Cultural mundial.
Cervantes ya advirtió que el sueño es alivio de las miserias. Shakespeare sentenció que somos de la misma sustancia de la que están hechos los sueños. Sófocles diagnosticó que el sueño es la única medicina efectiva, y Calderón (el embarcado) escribió que toda la vida es sueño y los sueños, sueños, son. Y que decir de Luther King que tuvo su famoso sueño y a los pocos años, Barack Obama, negro como el, es elegido presidente de los Estados Unidos.
Propongo a Avilés como capital cultural europea 2016, con el auxilio de Gijón y Oviedo, en segundo plano. Para ello los habitantes de Avilés, y simpatizantes con esta causa, deben dormir a pierna suelta, soñando con esa capitalidad europea. Incluyo a los muermos que no puedan conciliar el sueño pensando en que tienen que soñar algo positivo.
Se trata de soñar que se sueña y desoír a Goya, un sordo de solemnidad, cuando se empeñó en que “el sueño de la razón produce monstruos”.
¿Ha conseguido acabar este artículo sin dormirse? Pero alma de Dios ¡usted debería de estar soñando, ya!

Categoría: En blanco y negro | Comentarios(52) | febrero 2010 |

La Universidad y los merdellones

Por Alberto del Río Legazpi (12 de febrero, 2010)

Un decano de la Universidad de Oviedo destapa el asunto de la vestimenta juvenil.

En Málaga, la tierra de Pablo Picasso y Antonio Banderas, a la gente desastrada en el vestir la llaman merdellona, término que parece ser utilizaban las tropas napoleónicas, en la Guerra de la Independencia, para referirse al pueblo malagueño:
-Merde de gens…
-Pues merdellón, tú, jodío francés…
Contestaban, por lo bajini, los malagueños. Y así hasta hoy.
«Conozco la ropa interior de todos y todas. Te sabes hasta la marca. Y es una sensación desagradable», declaró a un periódico el decano de Químicas de la Universidad de Oviedo, Fernández Colinas, y se le vino el mundo encima, incluido el señor Gotor, que es el rector. Se refería a aquellos alumnos merdellones, que siguiendo patrones diseñados en pasarela Cibeles y otras, muestran esa zona donde la espalda comienza a perder su casto nombre. Justo, donde nacen las lumbalgias.
Las modas son calculadamente pasajeras y pendulares. Recuerdo las de los beats, hippies, punkis, undergrounds, rockeros y heavis, que se han venido sucediendo desde las errática década de los sesenta, aquella de los Beatles, hasta ahora.
Pero hay algunas que no son tan volátiles y perduran más de lo deseado por la industria textil, resistiéndose a la entrada del estilo “british”, que intenta imponerse ahora en el mercado.
Hablo del caso de la “generación del chipirón”, impuesta hace unos treinta años, y cuya originalidad consistía, aparte de que el portador fuera existencialista ideológico (lo que hoy llamaríamos un caga penas), en transportar ese estado de ánimo a la calle, y claro (es un decir) ir conjuntado en negro. Luto riguroso de toda la vida, oiga. Pero la tela negra no acaba de fenecer, aunque parezca un contrasentido, porque hoy heredaron ese gusto las pandillas “góticas”, tan dadas al lucimiento de atuendos de negro-negro-te-lo-juro-por-mi-madre.
El otro caso de subsistencia es la “generación cantinflera”, los merdellones a quien se refería el decano Colinas y que recuerdan en el vestir a un afamado cómico cinematográfico, mexicano, de nombre Cantinflas, que al llevar el pantalón tan desplomado dejan ver la parte posterior de su ropa interior. Y como la bragueta les cae a la altura de las rodillas, derivan en un cómico espectáculo cuando intentan correr, ya que tienen que hacerlo a saltinos, lo mismo que los pingüinos.
Se hace ciencia con corbata y sin ella, pues la informalidad en el vestir es compatible con la buena educación. Lo malo son los -alumnos y profesores- que no se duchan.
Ya decía Calderón de la Barca que “este mundo triste, al que está vestido viste y al desnudo lo desnuda”.
¿Corte y confección?
Corto y cambio.

Categoría: En blanco y negro | Comentarios(38) | febrero 2010 |

Alfredo Di Stéfano y Pepe el Ferreiro

Por Alberto del Río Legazpi (5 de febrero, 2010)

El patrimonio industrial de moda en Europa.

Haciendo gala de una desconocida dosis de inteligencia y una ejemplar visión de futuro, los complejos industriales, principalmente mineros y siderúrgicos, no se desmantelaron, ni se dinamitaron.
Con una calculada previsión, aquellas instalaciones se han venido adaptando a otros usos: sucias escombreras son, hoy, jardines; o un enorme gasómetro se ha convertido en un espacio onírico multiusos.
Parte del paisaje está singularizado por castilletes mineros y altos hornos que recortan el horizonte, y también por chimeneas que envenenaron lo que solo Dios sabe, y comprobarse puede en imágenes de la época, más propias de un grabado del Infierno de Dante.
La crisis energética, de hace cuarenta años, empezó a paralizar multitud de pozos mineros e instalaciones siderúrgicas. Pero, como ya decía, supieron aguantar el apocalíptico tirón, para ir reconvirtiéndose en otros usos industriales, comerciales y lúdicos. Lo viejo se remozó y volvió a crear riqueza. Y así ésta región del Rurh (tan parecida a Asturias), que agrupa a varias ciudades y numerosos municipios alemanes, pionera en arqueología industrial, ha sido designada capital cultural europea de 2010. Y como tal se presentó -causando sensación- en Fitur, la segunda feria de turismo mundial, celebrada el otro día, en Madrid.
Muy cerca de Fitur, en Valdedebas, está La Fábrica, o sea el conjunto deportivo del Real Madrid, el mejor club futbolístico de la historia, según calificaciones de organismos deportivos internacionales.
Y este es otro patrimonio, industrial-deportivo, que se ha reconvertido y hoy gira en torno a un enorme mito viviente, apoyado en un bastón, llamado don Alfredo Di Stéfano, antiguo y enorme jugador, que tan bien conoce Toni Fidalgo, filósofo de la cosa balompédica. Este club de fútbol universal, tiene un producto estrella llamado Cristiano Ronaldo, que hoy cumple 25 años. La criatura.
Cuando nació el cristiano jugador, comenzaban en Asturias el cierre y posterior destrucción de instalaciones, como las hoy florecientes del Rhur. Y en todo ese tiempo el ciudadano don José María Naveiras Escanlar (mas conocido como Pepe el Ferreiro) ha venido reuniendo un tesoro etnográfico, a comprobar, en Grandas de Salime. El otro día ha sido brutalmente atropellado por un cese burocrático.
Del cataclismo patrimonial, que es fracaso de ideas y autismo de sensibilidad, no se libran ni instalaciones aprovechables, ni personas responsables.
Pero puede que algo se vaya a ganar en Asturias, porque el Ferreiro ha sido nombrado, por IU, su representante en el Consejo de Patrimonio del Principado.
Permanezcan atentos a las últimas noticias, porque Pepe el Ferreiro no es de los que juegan para la galería. Es un centrocampista, no un centrocuentista.

Categoría: En blanco y negro | Comentarios(40) | febrero 2010 |