Un hombre a la moda de hoy

Por Alberto del Río Legazpi (31 de marzo, 2009)

(EN TECNICOLOR)

jefferson.jpg

“Pienso que las instituciones bancarias son más peligrosas para nuestras libertades que ejércitos enteros listos para el combate.
Si el pueblo americano permite un día que los bancos privados controlen su moneda, los bancos y todas las instituciones que florecerán en torno a los bancos, privarán a la gente de toda posesión, pirmero por medio de la inflación, enseguida por la recesión, hasta el día en que sus hijos se despertarán sin casa y sin techo, sobre la tierra que sus padres conquistaron”. THOMAS JEFFERSON, 1802

(Thomas Jefferson fue el tercer presidente de los Estados Unidos de América, entre 1801 y 1809 )

Categoría: En tecnicolor | Comentarios(20) | marzo 2009 |

Darwin y Asturias

Por Alberto del Río Legazpi (27 de marzo, 2009)

La Teoría de la Evolución de las Especies puede tener excepciones en una pequeña región del norte atlántico español.

A mí, el científico Darwin siempre me ha inspirado respeto.
El genial inglés, del que este año se cumple el bicentenario de su nacimiento, es el autor de uno de los libros más influyente de todos los tiempos (“El origen de las especies”), que revolucionó el pensamiento científico y vital al entrar, a saco, en terrenos abonados por teologías y creencias ancestrales.
Es una pena que en sus viajes por el mundo, a bordo del «Beagle», no recalara en Asturias. Puede que lo que aquí observara, de Pajares a San Martín de Podes y de Taramundi a Peñamellera Baja, enriqueciera o torciera su famosa teoría de la evolución. Aquí iba a tener tajo, el inglés.
Que nos explicase algo de esas criaturas fabulosas que habitan en la gigantesca sima submarina del cañón de Avilés, el más grande del mundo.
Que nos aclarase lo que pasa con la evolución de los osos asturianos, que aquí no avanza, y a nuestras dos oseznas vuelven a traerles, por segunda vez, un macho santanderino de nombre Furaco (Agujero, en castellano), que será por ver si oso con tal nombre acierta con el de ellas.
Que nos investigase lo de la vaca austral, aquella que custodia el secreto de la civilización y la sabiduría y que el teósofo Roso de Luna ubica en Asturias y que no somos a dar con ella.
Que nos interpretase una encuesta, que anda por España circulando, y donde se muestra que el asturiano engorda y apenas crece. Vergonzoso asunto este, hombre.
Ya digo que Charles Darwin no vino por Asturias. Sin embargo en Bárzana, un peluquero quirosano llamado Darwin Barrio Viejo, de 76 años, propietario de doce gallinas y muchas novelas del Oeste americano, tiene sus propias teorías evolutivas: “La propia vida nos va haciendo cambiar. Antes la gente bailaba agarrada, ahora baila suelto”. A este Darwin me lo descubrió Raquel Murias en un magnífico reportaje publicado en este periódico y a la que confesó que tenía muchas cosas en común con Darwin, el inglés.
Por ejemplo el Darwin quirosano se define naturalista y practicante de experimentos de este calibre: “Cogí dos melocotoneros y los planté juntos. Cuando medraron, los raspé bien hasta que crecieron unidos y logré que los frutos saliesen sin hueso. Yo siempre fui un poco científico, pero a mi manera”.
O sea que provocó toda una coyunda arbórea. Más exactamente: descubrió, en Quirós, el polvo vegetal. No olvidemos que estamos hablando de follaje, en todos los sentidos.
Ya decía que, a mí, Darwin siempre me ha inspirado respeto.

Categoría: En blanco y negro | Comentarios(21) | marzo 2009 |

Jardines de piedra

Por Alberto del Río Legazpi (24 de marzo, 2009)

(EN TECNICOLOR)

cementerio-avilesalbertodelrio2007.JPG

Fastuosos monumentos, son los constituidos por los panteones de la avenida principal del cementerio de la ciudad asturiana de Avilés, sito en el barrio de La Carriona, y que es uno de los más destacados del norte de España.
Esta exhibición monumental corre paralela a la que se puede contemplar, en el casco antiguo de dicha ciudad, donde toda una manifestación prodigiosa de restos arquitectónicos de variados estilos: románico, gótico, barroco, modernista… plantados en muy poco espacio de terreno, conforman un museo al aire libre.
Es por ello que gran parte del casco antiguo de Avilés está declarado Conjunto Histórico-Artístico por el Estado español.

Categoría: En tecnicolor | Comentarios(18) | marzo 2009 |

Quieren arrasar la iglesia de San Juan de Nieva

Por Alberto del Río Legazpi (20 de marzo, 2009)

Con seguridad, de entre las poblaciones asturianas, es Avilés la más castigada por las desapariciones de símbolos de su historia.

En Avilés la gente ya es experta, por desgracia, en ver con que facilidad se vuelan edificios singulares. Lo último: el complejo de la antigua residencia de ingenieros de ENSIDESA, convertido hoy en un erial sin uso.
Esta monumental ciudad asturiana, ha visto desaparecer los símbolos de la época siderúrgica que formaba parte de su historia, desarrollada a partir de la mitad del pasado siglo y que la convirtió en un referente industrial mundial. Fue aquel un espectáculo destructivo dantesco, que no atendió a razonamientos patrimoniales, ni a planes rectores, ni a leches en vinagre. La respuesta fue la dinamita.
En Avilés, por demoler hasta se ha barrido y borrado del mapa español gran parte de un pueblo: San Juan de Nieva. Este doloroso hecho, fue sin embargo admitido por la sociedad avilesina ya el puerto progresaba y era necesario terreno para el almacenamiento de mercancías.
De aquella solamente quedó en pie la original iglesia de la Virgen del Carmen, obra del destacado arquitecto asturiano Ignacio Álvarez Castelao, y eso porque después de algunas maniobras de tanteo por parte de la Autoridad Portuaria para derrumbarla, se toparon con la iglesia. Y con otros.
Así que sepan, quienes tienen la obligación de saberlo, que el templo está incluido en el catálogo urbanístico de Avilés y de Castrillón (pues se levanta en terrenos de ambos municipios). Y, por supuesto, en el Inventario de Patrimonio del Principado de Asturias.
Y al presidente de la Autoridad Portuaria de Avilés, Manuel Docampo, lo supongo enterado de que autorizadas propuestas de técnicos por una parte y también de autoridades políticas como Román Álvarez, por una parte, o Manuel Orviz, por otra, que han venido señalando variados usos civiles para este templo actualmente desacralizado. Si hay voluntad siempre hay solución para conservar lo que ha de perdurar.
Pero sepa el lector la opinión que le merece a Docampo esta iglesia de San Juan de Nieva, uno de los templos vanguardistas asturianos más destacados de Asturias y que él parece empeñado en cargarse: “En términos arquitectónicos, en mi modesta opinión, no es más que una construcción de hormigón carente de importancia artística”.
Vea Docampo, lo que la Autoridad Portuaria de Gijón, hizo rehabilitando la abandonada Quinta de Vega para sede de su Instituto Portuario.
Repare Docampo en que aunque él “no le vea valor artístico alguno” a la iglesia de San Juan, sin embargo está valorada -por organismos oficiales- justamente por eso que él no ve.
Y entérese, de una vez, hombre de Dios, que la iglesia de San Juan es un símbolo, un trozo, de la historia perdurable de Avilés. Y que estamos mas que hartos de la destrucción que de ellos se hace en esta ciudad.

Categoría: En blanco y negro | Comentarios(66) | marzo 2009 |

Cuatro siglos en una foto

Por Alberto del Río Legazpi (17 de marzo, 2009)

(EN TECNICOLOR)

tres-siglosfoto-albertodelrio2009.JPG

La riqueza monumental de la ciudad asturiana de Avilés es de tal categoría que, por ejemplo, permite reunir en una foto -de formato normal- muestras de cuatro siglos distintos.
A la izquierda: la fuente de los Caños de San Francisco que data del siglo XVII, “encima de ella” se aprecia la torre de la iglesia parroquial de San Nicolás de Bari (antiguo convento de San Francisco del Monte, erigido en el siglo en el XIII) y a la derecha vemos, parcialmente, la calle de San Francisco verdadero muestrario arquitectónico cuyos edificios fueron levantados entre finales del siglo XIX y principios del XX.

Categoría: En tecnicolor | Comentarios(12) | marzo 2009 |

Asturias engorda y no crece

Por Alberto del Río Legazpi (13 de marzo, 2009)

Las encuestas dan a conocer estados de opinión o hechos específicos que suelen son clarificadores y, a veces, sorprendentes.

El otro día, en Liverpool, el Real Madrid (lo más conocido -a nivel internacional- de España junto con el Corte Inglés) demostró que ha perdido definitivamente el oremus y que al no ser capaz de encontrarlo falla más que una escopeta de feria.
Asunto serio, sociológicamente hablando (a Toni Fidalgo, filósofo en esto del fútbol, y muy ligado -por razones que no vienen al caso- a otro famoso intelectual avilesino como Estanislao Sánchez-Calvo, le oí decir que en España no hay mayor seguimiento multitudinario, visitas del Papa excluidas, que los partidos del Madrid en Europa), que ha disparado encuestas. La última, afirma -quizás para frenar la depresión del personal merengado- que el Madrid de Di Stéfano es el mejor de los considerados más grandes equipos de la historia en España, a distancia del actual Barcelona de Guardiola.
Por otro lado, hay encuestas terribles como una que nos descubre que la cuarta parte de los jóvenes cree justificado que las mujeres cobren menos que los hombres en el mismo puesto.
Pero, metámonos en harina regional: Hay una, reciente, que ha retratado que el asturiano medio mide 1,66 metros y pesa casi 72 kilos.
Este sondeo, que actualiza los datos de 2002, revela que los asturianos han subido de media, en este tiempo, 0,7 kilos de peso por apenas 0,2 centímetros de estatura. Los datos, por sexos, revelan que los hombres miden 12 centímetros más y pesan 13 kilogramos más que las mujeres.
Pero parece que la cosa no es motivo de preocupación, porque resulta que otra encuesta descubre que los asturianos, junto a gallegos y baleares, son los que mejor se sienten al levantarse de la cama por las mañanas.
Así que cada día más gordinos, y naninos, y no nos sentimos unos probinos. Reconozco que tal cosa es desconcertante e indica que somos un poco fatos. No se si física o mentalmente, o ambas cosas a la vez.
Supongo que estarán de acuerdo conmigo en que, bien mirada y pesada, esta merma de altura y agrandamiento de anchura es todo un demérito para unos ciudadanos europeos como somos, porque rompemos estándares continentales. Y que, por tanto, es apremiante que los dirigentes asturianos solucionen esta situación ética y estética, dando el más mínimo de los ejemplos.
Por lo que vengo en proponer que el Presidente del Gobierno del Principado de Asturias, Vicente Álvarez Areces se imponga un drástico régimen alimenticio (con especial atención a la no ingesta de tortilla de patata, también conocida como española) y practique la gimnasia talonera y el “pilates” sin piloto.
Pero ¡ya!
Háganos el favor de una vez, hombre.

Categoría: En blanco y negro | Comentarios(31) | marzo 2009 |

Naturaleza y arte

Por Alberto del Río Legazpi (10 de marzo, 2009)

(EN TECNICOLOR)

atardecer-las-meanas-arbalbertodelrio.JPG

Una de las citas mas utilizadas, en la historia de la Humanidad, es aquella del filósofo Arístóteles cuando escribió que “el arte imita a la naturaleza”.
Los árboles contrastados con el cielo, en este atardecer de la ciudad asturiana de Avilés, cerca de su parque de Las Meanas, puede servir de enésimo ejemplo de la sentencia, que hace mas de dos mil años, efectuó el sabio griego.

Categoría: En tecnicolor | Comentarios(17) | marzo 2009 |

Platero y yo

Por Alberto del Río Legazpi (6 de marzo, 2009)

Ayer estuve paseando con Franz Platero Mendoff, que está en Asturias realizando su estudio “Praxis sanitaria en poblaciones singularmente culturales y su relación con la esquizofrenia acuiforme postcoital”. El científico se había trasladado hasta Avilés interesado por mi artículo sobre el “Barroco boticario avilesino”, publicado hace quince días en este periódico.
Con llamarle mucho la atención la conjunción entre comercios de remedios medicinales y los palacios ornamentales de usos sociales, hubo otras cosas que lo hicieron más.
Su asombro comenzó con la calle de La Fruta, al comprobar que en sus apenas doscientos metros, acoge tres farmacias.
Luego que la de La Cámara, tenga en su primer tramo (que no llega a cien metros), desde el Parche (¿es un parche medicinal acaso? preguntaba extrañado por tal nombre) hasta el cruce con Dr. Graiño (¡Lógico! ¡un médico! me dice) nada menos que cuatro ópticas (¿Tan mal ven ustedes?). Y tres enormes perfumerías prácticamente contiguas (esto es signo positivo de higiene, de salud corporal ¿no cree usted, Alberto?).
En Las Meanas estaba empeñado en que ese nombre venia de mear y me inquirió sobre cuantos urólogos había en Avilés.
Cuando descubrió -él solito- que no funcionaba ninguno de los grandes relojes públicos de la ciudad, estableció una clara relación entre este hecho y la masificación de establecimientos ópticos.
En Galiana, no atendió al hecho social, que yo le exponía, sobre la gran cantidad de bares que allí hubo en el pasado y que desaparecieron en un pis pas. No, no. Donde puso el ojo fue en los horribles artilugios de metal que la autoridad municipal ha colocado en cada pequeño tramo de escaleras de los soportales y me soltó: ¿Puedo deducir que la ciudad está saturada de gente afectada de artrosis o con defectos graves en caderas y miembros inferiores?
Entramos a tomar un aperitivo en el café “Pandora” (¿tiene algo que ver con la Caja de Pandora? ¿Porque usted sabe que Pandora, víctima de su curiosidad, abrió un aciago día la caja y todos los males se esparcieron por el mundo?). ¡Que no! ¡coño!, se me escapó, al tiempo que le alcanzaba los periódicos y lograba -por fin- que lo distrajeran de su medicomanía, al leer que su compatriota, Wim Wenders, estaba en Avilés participando en unas jornadas sobre cine europeo que organiza el Centro Oscar Niemeyer
-¿Niemeyer? ¡Alemán también!
-Pues, mire usted Platero, el arquitecto Niemeyer puede que esté enfermo porque él afirma que es brasileño.
-¡Tengan cuidado! ¡Ésta es una ciudad culturalmente medicamentosa!
Tuvieron que quitármelo de las manos. Pero todavía me dura la jaqueca.

Categoría: En blanco y negro | Comentarios(31) | marzo 2009 |

Nacimiento del Niemeyer

Por Alberto del Río Legazpi (3 de marzo, 2009)

(EN TECNICOLOR)

niemeyer-nacimientofeb-2009albertodelrio.JPG

Hace hoy un mes, el día 3 de febrero de 2009, la ciudad española de Avilés se despertó sorprendida por un paisaje añadido. Un gran casquete, dicho sea en el mejor de los sentidos, había brotado en la margen derecha de la ría avilesina. Fue el día en que empezamos a ver, materialmente, el Centro Cultural Internacional Oscar Niemeyer.
Entre la ciudad, situada en la margen izquierda, y la gran cúpula no había ni coches, ni trenes, en el momento de obtener la fotografía. Ojalá sea una premonición de que Avilés recuperá, de una vez, su fachada marítima. Cosa muy difícil con vías y carretera separando a la ciudad de su ría.

Categoría: En tecnicolor | Comentarios(29) | marzo 2009 |