22 de junio, 2019

Llega el verano

Por pesca

Bueno muchachos, como hemos cambiado de estación y ha llegado el verano, voy a cambiar el artículo.

Y bien sabe Dios que lo hago por eso y por cambiar la foto, porque por otra cosa merece bien poco la pena.

La temporada va por los derroteros más o menos esperados y para decir lo mismo de siempre, ya no digo nada.

Por comentar algo, decir que los trucheros de cucharilla se quejan de que se les sueltan mas piezas que de costumbre, aunque mayormente ven que a la hora de devolver las truchas con vida el hecho de llevar un solo anzuelo facilita mucho la operación de desanzuelado; por tanto la mayoría (no todos) dan por aceptable la medida.

Para que no todo sea de gris oscuro a negro, y por mi parte, voy a  volver a dar la enhorabuena a Quique por el éxito de su proyecto, porque veo que cada día hay más gente que se une a él y sobre todo porque consigue que colaboren pescadores que al menos yo, nunca lo hubiera creído. Y eso es mayor éxito si cabe.

La pena, la verdadera pena, es que en otros ríos donde existen medios e instalaciones y donde las necesidades son las mismas o mayores, no haya el más mínimo interés por un proyecto así.

Y estoy segurísimo de que de haberlo muchísimos pescadores colaborarían de buen grado.

Quizás para que todo esto sea posible se necesite gente nueva, tanto en administraciones como en sociedades, gente con otra visión de la pesca y los peces.

El problema es que, por desgracia, hay poca, muy poca gente nueva.

10 de mayo, 2019

Ná de ná

Por pesca

Antes de nada, decirle a Santiaguín que salvo los quesos de Tudo que parece ser, y según el propio Tudo, este año vienen con retraso, el resto ya está todo almacenado.

Como me imagino que no tendrás mucha prisa, pues cuando esté todo listo ya te aviso por este medio.

Mientras tanto puedes ir dando buena cuenta de los sobaos y la quesada.

Pasando a lo que va de temporada, de trucha os puedo decir que nuestros peores presagios se han cumplido; vamos de mal en peor, cada vez se pesca menos y cada vez hay menos pescadores.

A juzgar por lo que veo yo y por lo que me cuentan en la tienda, los pescadores solamente se amontonan en algunos pozos salmoneros y se ven circular por los ríos de salmón.

En el resto brillan por su ausencia tanto pescadores como peces.

Si el salmón está en declive, la trucha lo está más, y tengo que darle la razón a los que aquí en el blog dicen que se van a acabar primero las truchas que los salmones.

La desidia de nuestros gobernantes para con los ríos y sus pobladores, la apatía de muchos pescadores y la avaricia de otros están acabando con la pesca fluvial.

La pesca fluvial y los ricos ríos asturianos que antaño fueran un estandarte de nuestra tierra, se han convertido en un triste recuerdo.

En unos días abrirá  la zona salmonera para la pesca de la trucha y el reo pero como no entren reos llovidos del cielo, tendremos más de lo mismo.

8 de abril, 2019

Porra 19

Por pesca

Bueno muchachos, como todos los años vamos a hacer la porra del campanu del 2019.

Algunos aseguran que el campanu ya ha salido, pero como esto es a efectos “oficiales”, solamente tendremos en cuenta el campanu oficial de Asturias, como hemos hecho siempre.

Por tanto la porra consiste en acertar dónde saldrá el primer salmón pescado con muerte de la temporada en Asturias y la mecánica es la ya conocida de siempre.

Hay que acertar pozo y río, si es en zona libre, o coto y río si es en zona acotada.

Solamente se puede hacer una única apuesta y el plazo para apostar se cerrará a las 24 horas del sábado día 13 (siendo el reloj del blog el que marque el tiempo).

Yo pongo para el que acierte una estupenda navaja multiusos, con muchos usos.

Todo aquel que desinteresadamente quiera colaborar con alguna cosa para el ganador, será recibido con los brazos abiertos.

Aviso a los generosos donantes de viandas perecederas que esperen para enviarlas hasta saber si hay acertante o no, y sobre todo para que no caduquen cosas con caducidad.

Y como siempre, si surgiera algún imprevisto será el maestro armero el que lo solucione.

Suerte a los apostantes.

30 de marzo, 2019

Truchas del 19

Por pesca

Antes de la Porra del Campanu, cosa ya tradicional en el blog, vamos a hacer un pequeño resumen de lo que ha sido el comienzo de la temporada de truchas.

Ya os adelanto que no va a ser muy largo.

Hasta hoy el mejor comentario que he escuchado referente a lo bien que se ha dado el comienzo de la temporada es el que ha escrito en el anterior  artículo el amigo Porcía, donde nos decía que las truchas “se estaban dando muy bien por cierto”.

Comentario que me alegra enormemente escuchar (leer), porque al menos hay alguien al que se le está dando bien.

El “pichichi” de lo que va de temporada es uno que pescó un día (no el primero) cinco, después, según él, de 14 kilómetros de río; y me enseñaba un reloj medidor de esos que llevaba en la muñeca, mientras me hacía el comentario.

“Tres a “cuchareta” el primer día”, uno de Nava.

“Una mi hermano y yo cero”.

“Cero”, “cero”, “cero”… enumerando los ceros no sigo porque perdí la cuenta.

Y a los que no les picó nada de nada, tampoco los conté.

Tengo un amigo que sale todos los días y anda media Asturias, lleva una.

Poca gente por el río, cada vez hay menos pescadores, y si a esto sumamos los ríos más bien cortos de caudal y con aguas muy frías, pues el resultado es el que es.

Este es el panorama que hay por mi zona, y esto es a grandes rasgos lo que me cuentan los que pasan por la tienda.

Si alguno nos puede contar algo más esperanzador que lo que yo os cuento, por favor, que lo cuente, a ver si se anima un poco la cosa.

12 de marzo, 2019

Nueva temporada

Por pesca

Bueno muchachos, así como el que no quiere la cosa estamos ya a las puertas de una nueva temporada.

Tengo para mí que este 19 va a ser tan bueno como el anterior y es que las perspectivas son las mismas.

Del asunto salmones por mi parte está todo dicho; volver a insistir en hablar del camino que lleva, creo que a estas alturas ya de poco sirve. Aquí nuevos no somos ya nadie y el que más o el que menos sabe lo que hay.

De las truchas esperamos lo mismo, este año no se ha visto gran cosa desovando y cuando esto sucedió sí se veía el río, no como el pasado año; luego llegó aquella riada de finales de enero que nada bueno vino a aportar al asunto.

Así que si la cosa ya de por sí anda floja, pues apaga y vámonos.

De lo que se suelta al río de truchas, y después de años y años haciéndolo, vemos que los resultados son pobres o muy pobres.

Tengo un cliente que dice que “no prenden”; y es cierto, después de un tiempo la mayoría desaparecen.

Este año sin embargo, los aficionados al cangrejo y que por esta zona son muchos, podrán volver a acarrear los reteles, y son los únicos que más o menos tienen asegurado el botín.

Algo es algo.

4 de diciembre, 2018

Cambiamos la foto

Por pesca

Íbamos a continuar en octubre, esa era la idea, pero casi llego por los pelos para felicitaros las pascuas.
En realidad, cuando iba a escribir algo (por escribir algo) pensé: Voy a esperar un poco ya que casi estamos en noviembre para comentar novedades de la normativa cuando salga.
Después de leer la normativa, pensé: total para lo que hay que comentar!
Luego, viendo que la solución al problema de las truchas era quitar dos de los tres fierros a las cucharillas, pensé: para que nos vamos a preocupar? No merece la pena ni comentarlo.
Resuelta la problemática de las truchas pensé: ¿debatiremos sobre los cambios para el salmón? Pero después de leer la normativa pensé nuevamente: ¿Qué cambios?
Entonces pensé que lo mejor era dejarlo como estaba y no cambiar nada, porque ya os ibais arreglando en el blog con lo de siempre.
Pero como ya van seiscientos y pico comentarios con la misma foto y me dá no se qué, pensé que era mejor cambiarla, aunque no hubiera nada nuevo, y así podemos seguir debatiendo de lo mismo, pero con otra foto distinta.
¿Creéis que está bien pensado?

9 de agosto, 2018

Vacaciones de río

Por pesca


Este año vamos a dar las vacaciones antes de que termine la temporada de pesca fluvial porque para lo que queda, y tal y como están las cosas, da lo mismo.
Pero antes de hacer un escueto balance hay que volver a dar la enhorabuena a las Mestas del Narcea y más concretamente a Kike Berrocal por la concesión de la Medalla de Plata del Principado por el proyecto Arca.
Este año va de premio en premio; a ver si éste sirve para que todas esas necesidades que Kike solicitaba en prensa y que son tan necesarias para poder seguir llevando hacia adelante el proyecto, sean por fin atendidas.
Porque si el proyecto es merecedor, como lo es, del galardón concedido, menester será que también sean escuchadas sus demandas/necesidades.
Yo concretamente le voy a dar la enhorabuena a Kike, y él que la haga extensiva a quien considere oportuno.

Ya he dicho en alguna ocasión que el proyecto Arca da una visión bien distinta a una sociedad de pescadores en la que lo que prima no es simplemente “llenar la cesta”, hay otras inquietudes y también otras necesidades, y ante la penuria que sufren nuestros ríos no estaría de más que este ejemplo cundiera, porque sociedades hay mas e instalaciones también.
Solo falta lo que también he dicho aquí más veces; hay que dejar de decir y empezar a hacer.
De lo que yo iba a comentar sobre la temporada 2018, voy a decir poco, porque va a servir para deslucir lo que he escrito antes.
La temporada de salmón sigue en la misma penuria en que quedó la pasada temporada, y si quitamos algo de maquillaje, casi me atrevo a decir que fue peor, porque confirma que algunos datos del 17 no fueron “picos” precisamente.
La que ha sido sin ninguna duda peor ha sido la de trucha. No me equivoco ni un ápice si os digo que ha sido la peor temporada de la historia (mi historia) y manejo datos suficientemente aclaratorios de lo que afirmo, pero vamos a dejarlo, porque sirve para poco o nada y porque oscurece lo de Kike.

P.D. vamos a dejar el blog como siempre, abierto para estar al día de lo que haga falta estar.
Tampoco voy a hacer ningún cambio en el blog, como me han pedido, y mientras pueda, así seguirá.
Buen verano a todos y volvemos en octubre.

3 de julio, 2018

Se va la temporada

Por pesca

Junio se ha ido y llegamos poco a poco al final de la temporada.
Voy a hablar de truchas solamente, porque de salmones ya ni merece la pena. Tengo clientes que han pescado los cotos que les han tocado en suerte mas la repesca y los sobrantes, que todavía no han visto un salmón cebarse.
Si Dios no lo remedia, porque para truchas aún queda tiempo, la temporada 2018 será la peor de la historia que yo recuerde. El año pasado porque estaba seco y éste porque traen los ríos mucha agua, lo cierto es que no se pesca nada.
Yo ya empiezo a dudar de si solo tiene que ver la cosa con el agua, o si por el contrario es que ha desaparecido lo poco que quedaba.
Como digo en la tienda, los que antes pescaban “bien”, ahora sudan tinta para coger algún cupo; los que antes pescaban el cupo de vez en cuando, ahora malamente se estrenan; y a los que antes les costaba estrenarse, ya no sacan ni siquiera la licencia.
Así está la cosa, así es que muchos de los días que voy a dar un paseo en bici por la senda del río, unos días antes de abrir y otros después de cerrar, en 8 kilómetros que la senda discurre a la orilla del cauce, no veo a nadie echando la caña.
Por lo que me dicen los que se desplazan a pescar a otros cauces, la cosa anda más o menos igual que por el Nora.
Y algunos que van a los que aquí llamamos los grandes, a los reos, pues más de lo mismo, aunque depende un poco de si el pescador es más o menos nuevo o si se trata de personas con más años de experiencia. Lo que para los más nuevos puede ser mucho, para otros más veteranos que se acuerdan de ver reos de verdad, es poco.
Así que con agua o sin ella, el horizonte que se ve venir está más negro de lo que lo estaba ayer el Sueve a las 7 de la tarde.

31 de mayo, 2018

¿Dejar de decir?

Por pesca

Estos días he visto escrita en el blog en varias ocasiones esta frase: “hay que dejar de decir y empezar a hacer”.
Sería lo ideal, pero estoy en condiciones de deciros que en cuanto a pesca y pescadores es solo una bonita frase.
Como sabéis todos, desde la temporada del 2009 yo he decidido personalmente no matar mas salmones, y desde entonces es lo que he sugerido a mis clientes que hicieran para tratar de paliar en la medida de lo posible el alarmante descenso de salmones que estamos sufriendo en nuestros cauces.
Hace nueve años de esto y os puedo decir que para contar los que me han hecho caso me sobran dedos de las manos.
Es cierto que todos con los que hablo comentan que esto no puede seguir, que hay que tomar medidas, vedar, acotar, poner S/M, amén de meter mano a todo lo de alrededor, contaminación, cormoranes etc.
Todos son conscientes de que no podemos seguir y todos son conscientes de lo que podrían hacer, pero pocos, muy pocos, dan un paso.
La experiencia que me dan mis 59 años y mi vida como pescador me dicen que de la Administración no podemos esperar nada; a lo sumo trabas e impedimentos, por tanto solo quedamos los interesados. Porque si algo he oído decir de continuo es “los pescadores somos los más interesados en que haya peces”. Ahí estoy con ello, pero solo se queda en eso, en el interés, nada más.
Yo siempre dije (siempre pensé) que los problemas de los pescadores debían solucionarlos los pescadores pero con el tiempo, y viendo lo que veo, va a ser que no, estaba equivocado.
A día de hoy evidentemente hay mas como yo que hace nueve años y también como dije en el anterior comentario hay alguna sociedad de pescadores que ha iniciado otro camino distinto al de costumbre, pero sigue siendo todo poco, muy poco para la que está cayendo, el resto espera.
Si nosotros, los interesados pusiéramos algo más que el “interés”, tal vez podríamos exigir más a quienes tienen la obligación de hacerlo, pero si seguimos esperando que nos lo hagan, mal asunto.
Y es que se acabo mayo y los números lo dicen todo. Como dice Quique, la cosa está muy malita.

14 de mayo, 2018

Reflexiones en los Premios Orbayu y Naturaleza

Por pesca

Antes de seguir con la temporada de pesca que, por otra parte, poco tiene que contar, haré una pequeña reseña de lo que fueron los V Premios Orbayu y Naturaleza, organizados a la perfección como siempre por Rafa González y su equipo y que se celebraron en Lugones el viernes pasado.
Para los que no lo sepáis, son unos premios concedidos a cazadores, pescadores y gentes relacionadas con estos temas a los que por diversos motivos se les reconoce su labor.
Como éste es un blog de pesca, solamente enumeraremos a los premiados como pescadores. Aunque lo realmente trascendente ha sido la coincidencia de criterios que existe en ambos colectivos.
Premio Monte y Río, a Álvaro Fernández-Vega.
Premio El Señuelo, a Pedro García (Presidente de la Federación de Pesca y Casting del Principado de Asturias).
Premio Pesca y gestión, a las Sociedades de Pescadores del Principado de Asturias.
Premio Pesca y conservación, al proyecto Arca, de la Asociación de Pescadores Mestas del Narcea.
Premio al joven pescador, a Daniel del Valle Caldevilla.
Premio por toda una vida dedicada a la pesca, en este caso el afortunado he sido yo; ya les di las gracias en directo y vuelvo a hacerlo ahora desde aquí.
Había otros seis premios dedicados a la caza y uno más dedicado a la hostelería.
Como os decía, lo verdaderamente interesante o si queréis trascendente fue la coincidencia de la mayoría de premiados en destacar que tanto a una como a otra actividad les falta relevo generacional, es decir, estamos los que somos y poco más, con lo que esto conlleva a medio y largo plazo.
También la imagen vertida ante el publico en general preocupa, mas en el colectivo de cazadores que en el de los pescadores.
La realidad del asunto estaba allí, curiosamente y a mi entender, muy bien representada. Éramos un buen grupo de cazadores y pescadores pero ya “mayuquinos”, dos representantes de la hostelería, dos jóvenes, uno pescador y otro cazador y uno, yo, que representaba en este caso a los profesionales del sector. Aparte, claro está, de autoridades, parejas de los premiados y público en general.
Pero éramos una fotografía perfecta de cómo están las cosas que, generalizando, podríamos resumir como muchos “vieyos” y pocos mozos.
Podría contaros mucho mas, tal vez en otra ocasión lo haga, pero ahora sería alargar mucho el artículo.
No obstante y antes de terminar, de entre tantas sombras como allí se vieron sobresale una luz, que es la que sostiene Kike Berrocal, hombre comprometido donde los haya y sufridor soporte de un proyecto que da otra perspectiva a una sociedad de pescadores bien distinta.
Si se quiere dar otra imagen y se pretende que la gente normal entienda nuestras aficiones y sepa comprender el papel que desempeñamos pescadores y cazadores, éste de Las Mestas es un buen camino y un buen escaparate.