10 de mayo, 2019

Ná de ná

Por pesca

Antes de nada, decirle a Santiaguín que salvo los quesos de Tudo que parece ser, y según el propio Tudo, este año vienen con retraso, el resto ya está todo almacenado.

Como me imagino que no tendrás mucha prisa, pues cuando esté todo listo ya te aviso por este medio.

Mientras tanto puedes ir dando buena cuenta de los sobaos y la quesada.

Pasando a lo que va de temporada, de trucha os puedo decir que nuestros peores presagios se han cumplido; vamos de mal en peor, cada vez se pesca menos y cada vez hay menos pescadores.

A juzgar por lo que veo yo y por lo que me cuentan en la tienda, los pescadores solamente se amontonan en algunos pozos salmoneros y se ven circular por los ríos de salmón.

En el resto brillan por su ausencia tanto pescadores como peces.

Si el salmón está en declive, la trucha lo está más, y tengo que darle la razón a los que aquí en el blog dicen que se van a acabar primero las truchas que los salmones.

La desidia de nuestros gobernantes para con los ríos y sus pobladores, la apatía de muchos pescadores y la avaricia de otros están acabando con la pesca fluvial.

La pesca fluvial y los ricos ríos asturianos que antaño fueran un estandarte de nuestra tierra, se han convertido en un triste recuerdo.

En unos días abrirá  la zona salmonera para la pesca de la trucha y el reo pero como no entren reos llovidos del cielo, tendremos más de lo mismo.