30

Por Pepe Monteserín (1 de diciembre, 2010)

Un acierto limitar la velocidad a 30 Km. Quien entre en Oviedo sepa que no volverá a salir jamás. La Reina Roja, personaje de Lewis Carroll, le decía a Alicia que debería correr a toda marcha para seguir en el mismo sitio, y el doble para llegar a la octava casilla del tablero y convertirse en reina; por el contrario, aquí tendremos que circular a la mitad de la mitad de nuestra prisa para avanzar entre los cojines berlineses y los silbatos municipales. También van a colocar este letrero carrolliano en los accesos a Oviedo: “No se permite entrar hasta la semana posterior a la siguiente”. Ironías aparte, apruebo la medida y, por seguir en el País de las Maravillas, en palabras de la Duquesa: “Si todo el mundo se ocupase de sus asuntos, el mundo marcharía más deprisa”. Hasta Fernando Alonso piensa conducir despacio; ha fijado su meta, su casilla ocho, en el año 2020.

Categoría: General | Comentarios(0) | diciembre 2010 |

Escribir comentario