Vil

Por Pepe Monteserín (28 de octubre, 2010)

Juli Simón, bizarro viajante de consoladores, potorros y pollas en vinagre, pretende “normalizar el sexo” en la Feria de Muestras de Gijón, con el sostén de Cicciolina, de la Cámara de Comercio y del Comité Ciudadano Antisida. Luz y transparencia para mostrar furor y satiriasis, intercambio de parejas, fregados, sadocangregismo y arriba el chocho, la chorra y la autodeterminación a la hora del vermú. Suena raro normalizar el sexo; se referirá a tipificar la aritmética cachonda y a trajinar sin pudor ni sobretasas con material concupiscente y personal impúdico y montaraz. No sé, confieso que, en cuestiones de fanerógamo, no salí todavía del armario. En todo caso, más allá de la crisis bestial que estamos atravesando, de la decadencia galopante de la sociedad del bienestar, sostengo que comerciantes sin escrúpulos pretenden sodomizarnos con tubos de neón.

Categoría: General | Comentarios(0) | octubre 2010 |

Escribir comentario