Salmón

Por Pepe Monteserín (31 de octubre, 2010)

Entre escritores (menos entre poetas) se dan casos de amistad; yo la tengo con Ricardo Menéndez Salmón, “Asturiano del mes” de septiembre, mes que suena a segunda oportunidad, a recuelo, pero que en este caso ni seca las fuentes ni se lleva los puentes, sino todo lo contrario. Además, los premios no deben darse a la primera de cambio, han de sobrar méritos. William Faulkner, escritor que admira Ricardo, y yo y más gente, decía que para ser grande hace falta un 99 por ciento de talento, un 99 por ciento de disciplina y un 99 por ciento de trabajo, y decía también, en su discurso en Estocolmo, en 1950, cuando le dieron el Nobel, que es privilegio del escritor ayudar a que el hombre resista elevándole el corazón y recordándole el honor, la esperanza, el orgullo, la compasión, la piedad… En todos esos porcentajes alcanzan Ricardo y su obra buena puntuación.

Categoría: General | Comentarios(0) | octubre 2010 |

Déficit

Por Pepe Monteserín (30 de octubre, 2010)

Déficit no admite plural (no da para más), viene del latín “deficit”, tercera persona del singular del presente de indicativo de “deficere”, faltar. Así me habló Ramón Tamames en su despacho de Madrid, en 1989; mi empresa aprovechaba los contactos del economista para vender un gran solar en Murcia. Garrigues Walker, en una de tantas épocas de crisis que conocí en este horizonte sinusoidal de la promoción inmobiliaria, hablando de lo contrario de superávit y de la diferencia negativa entre haber y debe, me citó a Echegaray y el “sacrosanto temor al déficit” pues el exceso de gasto habría de ser pagadero por las generaciones futuras. En ese entonces, negociaba yo con un alcalde de la Costa Cálida cuando llegó el interventor: “¡He descubierto un déficit de 300 millones de pesetas! ¿Qué hacemos?”. Ipso facto, respondió el edil: “¡Gastarlo, hombre, gastarlo!”.

Categoría: General | Comentarios(0) | octubre 2010 |

Berza

Por Pepe Monteserín (29 de octubre, 2010)

De la berza, col silvestre, hay variedades a tutiplén, más o menos arrepolladas o carnosas. Consumimos berzas desde que Dios creó el chorizo; hay quien dice que la hoja con la que Eva se tapó tras la expulsión del Edén no era de higuera o parra sino de berza; Giotto en su “Peccato originale” se ahorró de pintar lo mejor de Eva en beneficio de una hoja de berza glauca, cuasi renacentista. Con vitamina “C” asgaya, la berza quita el catarro, restituye la voz perdida y aumenta la leche de la madre. De hecho, según ecografía a un fresco de Masaccio, de la Capilla Brancacci, en Santa María del Carmine, en Florencia, Eva estaba embarazada de Caín (qué raro suena) cuando comió la manzana. También es la berza indicada contra la embriaguez, tomándola antes de, o bien, con mucha más antelación, plantándola entre viñedos: los debilita de tal manera que nunca medran.

Categoría: General | Comentarios(0) | octubre 2010 |

Vil

Por Pepe Monteserín (28 de octubre, 2010)

Juli Simón, bizarro viajante de consoladores, potorros y pollas en vinagre, pretende “normalizar el sexo” en la Feria de Muestras de Gijón, con el sostén de Cicciolina, de la Cámara de Comercio y del Comité Ciudadano Antisida. Luz y transparencia para mostrar furor y satiriasis, intercambio de parejas, fregados, sadocangregismo y arriba el chocho, la chorra y la autodeterminación a la hora del vermú. Suena raro normalizar el sexo; se referirá a tipificar la aritmética cachonda y a trajinar sin pudor ni sobretasas con material concupiscente y personal impúdico y montaraz. No sé, confieso que, en cuestiones de fanerógamo, no salí todavía del armario. En todo caso, más allá de la crisis bestial que estamos atravesando, de la decadencia galopante de la sociedad del bienestar, sostengo que comerciantes sin escrúpulos pretenden sodomizarnos con tubos de neón.

Categoría: General | Comentarios(0) | octubre 2010 |

“Paul”

Por Pepe Monteserín (27 de octubre, 2010)

La única flor que da, anuncia el fin del maguey; como el canto del cisne. Suele ocurrir en la naturaleza que un relámpago de lucidez preceda a la muerte; lo demostró el pulpo de Oberhausen, que acaba de palmar. Dostoievski, que era epiléptico, antes de cada ataque gozaba de unos segundos de iluminación interior. Lampedusa sólo escribió “El Gatopardo” y lo hizo al final de sus días. Galois concibió su teoría algebraica de Grupos la noche antes de ser abatido en un duelo. Schubert, entre los escalofríos del tifus, creó sus mejores sinfonías. Agonizando compuso Mozart el “Réquiem”. Manuel Acuña terminó “Nocturno”, su poema más célebre, y se suicidó. Beethoven, al borde de la locura y el deceso parió la “Novena”… Pero, ante la ausencia de resplandores e ideas brillantes, larga vida espera a nuestros líderes. A mí también. El que no se consuela es porque no quiere.

Categoría: General | Comentarios(0) | octubre 2010 |

FyL

Por Pepe Monteserín (26 de octubre, 2010)

Cuenta Amaia Salamanca a este periódico que “Felipe y Letizia”, miniserie de Telecinco sobre los príncipes de Asturias, es una historia de amor sin misterios ni morbo. En efecto, ni misterios ni morbo. Acaso el interés del formato radique en buscar parecidos, pero no porque la historia real de este cortejo seudoreal carezca de misterio y de morbo (que lo tiene), sino porque no se supo o no se pudo contar, y así resulta un tortoleo cursi, asexuado y desnatado; un tostón con menos interés animal e intelectual que las chuminadas de la Esteban, la otra princesa del pueblo. Y, precisamente, lo que ni se cree ni emociona, en la pareja Amaia-Fernando Gil, es su romance de lechuguinos. Aunque estoy seguro de que entre el Borbón y la Ortiz hubo una historia de amor verdadero, de tú eres mi todo. Yo tampoco creo que el príncipe se haya casado por conveniencia.

Categoría: General | Comentarios(0) | octubre 2010 |

Fe

Por Pepe Monteserín (25 de octubre, 2010)

Después de la misa del domingo, donde Javier el párroco nos habló del Domund, acrónimo de Domingo Mundial de las Misiones, para la propagación de la fe, me planteé animar al pobre Fernando Alonso en su difícil misión en Asia. Consulté la hora de la carrera en la edición digital de este periódico y, ante mi sorpresa, vi que ya había terminado con el triunfo de nuestro piloto asturiano. Me alegré por un lado y por otro lamenté haberme perdido el espectáculo en directo, pero, sin indagar más, me planté a las dos ante el televisor que lo ofrecía en diferido: aunque faltó la salida con semáforo, aunque en boxes tardaron en atornillarle una rueda al Ferrari y aunque los Red Bull, el Safety Car y otros elementos de la naturaleza coreana parecían confabularse contra España y nuestro dios, Alonso ganó también en la repetición. Lo sabía; la fe debe ser algo así.

Categoría: General | Comentarios(0) | octubre 2010 |

Triqui

Por Pepe Monteserín (24 de octubre, 2010)

En un restaurante del casco viejo, donde suelo comer con una peña de loyolinos, conocí a Triqui. A los postres, se sentó en nuestra mesa para saludar a mi querido Enterría, que nos presentó; me dio sabios consejos y me contó que había jugado al fútbol con Alberto Menéndez, uno extremo derecho, otro izquierdo. “¿Es tu jefe?”. “Es el subdirector; yo soy peón de corresponsal”. Triqui, en el primer párrafo de la entrevista de J. Cuervo, ayer en Siglo XXI, describe de manera admirable su niñez, cuando jugaba a la peonza, se pateaba en el culo con los compañeros y robaba niales: si había seis huevos de pega, dejaba dos. “Los huevos del tordo malvís eran azul turquesa y los del jilguero, más pequeños que una perla, daban grima”. Imposible comenzar mejor el relato de una vida. Acción, emoción y erudición; así es él. “¿Postre?”, ofreció una camarera, y respondí: Triqui.

Categoría: General | Comentarios(0) | octubre 2010 |

Morros y cristianos

Por Pepe Monteserín (23 de octubre, 2010)

Don Felipe defendió en el Campoamor la cultura en la diversidad, por una vida interior sugestiva y convivencia armoniosa. Maalouf advirtió que se recrudecen las afirmaciones identitarias, en muchas ocasiones retrógradas, que se debilita la solidaridad entre naciones y dentro de ellas, y predijo un siglo de progreso tecnológico pero de retroceso ético. Bauman vino a hablar de la realidad múltiple, la escasez irremediable de verdades absolutas y la conveniencia de comunicarnos y comprendernos unos a otros. Y Touraine destacó la característica latina de falta de correspondencia permanente y sólida, parecida a una relación de amor, entre los ciudadanos y sus instituciones. Antes del acto, el ginecólogo León de la Riva, alcalde de Valladolid, los provocó a todos con un sospechoso acercamiento a los morritos de Pajín, ministra precisamente de Sanidad.

Categoría: General | Comentarios(1) | octubre 2010 |

Tulipán

Por Pepe Monteserín (22 de octubre, 2010)

Miles de flores blancas, entre ellas tulipanes, decoraron el Campoamor en la entrega de los “Príncipe”. “Tulipán” viene del persa “dulband”, o sea turbante, forma de la flor cuando está cerrada. Procede de las montañas Hindu Kush y su interés ornamental polinizó el mundo desde el siglo XI. En el XVII existía tal demanda de tulipanes en los Países Bajos, que los especuladores comerciaban con letras de cambio, promesas de tulipán, trasiego bautizado como “tulpenwindhandel”, o venta de viento de tulipanes, semejante a aquel papel-pelota, castillos en el aire del mercado inmobiliario de los años 70; por un bulbo de tulipán se pagaban fortunas. Esa puja por los bulbos derivó en la gran “bulbuja” tulipanera y el posterior colapso y ruina del mercado. Años después ocurrió lo mismo con los jacintos, ahora con los pisos. La cosa está mustia; menos mal que Del Bosque…

Categoría: General | Comentarios(0) | octubre 2010 |

« Entradas Anteriores