Real

Por Pepe Monteserín (26 de septiembre, 2010)

“Hijo de exiliados, hasta mi adolescencia no volví a mi patria por culpa de gente que odiaba a mi familia; además, me educaron lejos de mi padre y de sus creencias. Mi hermana nació ciega y mi hermano se desangró en mis brazos cuando jugábamos con fuego en un desván. Mamá pasó sus últimos años en silla de ruedas, y mi pobre padre falleció sin poder decir palabra. Mi mujer es inmigrante, tenemos tres hijos: la mayor divorciada, vive sola con sus niños; mi yerno, liado con los alcaloides, la abandonó; la segunda emigró a América con un empleado de Telefónica y cuatro vástagos; y el mío pequeño se casó con una divorciada y la ha traído a vivir bajo nuestro techo, con sus crías; ella trabajaba, tenía muy buen puesto, pero lo dejó. Todos, hijos y nietos, viven realmente de mi pensión. Este año me ingresaron en el Hospital y me temo que salí sin medio pulmón…”.

Categoría: General | Comentarios(3) | septiembre 2010 |

3 Respuestas a “Real”

  1. Monchu Escribió:

    ¡Como la vida misma,Pepe! Quiero decir que lo creo. Y lo creo porque conozco casos si no tan “completos”, casi-casi…

    Cuando pienso en ellos es cuando me pregunto si de verdad esta Sociedad está evolucionando o involucionando. Porque …¿ no vivíen mejor los nuestros güelos con les vaques, les madreñes y les sus tertulies al calor de la llumbre ? Cada vez estoy más convencido de que sí.

  2. Mopongo Escribió:

    Otra vez te ha hecho la columna San Powerpoint, ¿eh?

  3. pepemonteserin Escribió:

    Por imposición. Me decía que si no la pasaba a cien mil lectores, caerían sobre mí desgracias sin cuento. Me alegro de que haya tenido eco.

Escribir comentario