Razón

Por Pepe Monteserín (13 de septiembre, 2010)

En la escena 9, acto I de “L’incoronazione…”, de inminente estreno en Oviedo, Nerón (Max Emanuel) decidido a sacrificar a su esposa para casarse con Poppea, se enfrenta a Séneca (Felipe Bou). El contratenor de Zagreb defiende su emoción, el bajo de Bilbao la razón. “Oggi Poppea sarà mia” (“Hoy Popea será mía”), proclama Nerón y se burla Arnalta (el genial tenor granadino, José Manuel Zapata) en la escena 7, acto III. Poder o justicia, placer o deber, sentimiento o ética; el capricho acosa a la moral, el despotismo a la ley, los pretextos a los textos, la fuerza a la inteligencia, el Sol Mayor de Nerón al Re menor de Séneca. Decía Rita Levi-Montalcini (la mencioné el domingo para hablar de los intelectuales) que discernir entre el bien y el mal es el más alto grado de la evolución darwiniana. Nerón era irracional, Séneca intelectual. ¿Quién gana? Poneos en lo peor.

Categoría: General | Comentarios(0) | septiembre 2010 |

Escribir comentario