Figal

Por Pepe Monteserín (30 de julio, 2010)

La higuera o figal es árbol de poca altura y ancha copa cuyas ramas crecen horizontales, obligando a colocar rodrigones; sus grandes hojas se desprenden en otoño y no vemos sus flores diminutas porque nacen dentro de un receptáculo. Las higueras no dan higos si sus flores no son fecundadas por las masculinas de los silvestres cabrahígos. Cuando el cabillo que sostiene al fruto pierde su turgencia, el higo cuelga, su piel se arruga y agrieta y por el orificio apical rezuma una lágrima de miel; es el momento de comerlo, con su cuello de ahorcado, ropa de pobre y ojo de viuda; también se usa para hinchazones anales: “Higo chichón, para tu señor; higo maduro, para tu culo”, y para refranes: “Caer de la figal” es darse cuenta; uno espabila más cayendo de la figal que cayendo del guindo. ¿Que el HUCA terminará en diciembre y la autovía en 2011? No caerá esa breva.

Categoría: General | Comentarios(0) | julio 2010 |

Escribir comentario