Tour

Por Pepe Monteserín (26 de julio, 2010)

Carolina Pérez, lavianesa que viaja mucho porque su Jorge G. Barquín dirige en España y América la firma germana de andamios Layher, suele decirme que Alemania está terminada, en referencia a las impecables infraestructuras, inmuebles, muebles y paisajes de ese país a cuyo puzle no le falta una pieza. La misma impresión tengo yo de nuestros vecinos galos cuando veo el Tour de Francia desde el helicóptero de la televisión: aprecio una magnífica ordenación del territorio, los núcleos urbanos no se mezclan con los industriales, los pueblos, bien definidos, guardan armonía en torno a sus núcleos medievales, no hay una norma más alta que otra, no hay desmesuras, ni una seta entre las margaritas; me empadronaría en cualquier pueblo, veo el bosque y me apetece ser trasgu, de sus ríos sería reo, observo a los ciclistas y quisiera ser maillot amarillo.

Categoría: General | Comentarios(0) | julio 2010 |

Escribir comentario