Tuenti

Por Pepe Monteserín (22 de julio, 2010)

Casualidades veraniegas trajeron de madrugada a mi cabaña costera a tres jóvenes universitarios, severamente perjudicados por su tochura y por Daddy Yankee, Bisbal y demás música enferma, que se lanzaron a sus portátiles respectivos para contarle al Tuenti, en torpes suma y sigue, sus experiencias recientes, antes de desmayarse y olvidarlas. A continuación, efectivamente, perdieron el poco sentido que tenían, y catorce horas después se levantaron, desayunaron a la hora de la cena y, muy intrigados por cómo les había ido la noche, entraron en sus tablones de la citada red social para leer en voz alta y entre carcajadas el infame diario íntimo escrito de su virtual puño y letra: que habían bebido a chorros, fumado más que siete, asaltado a fulana y a zutana de aquella manera… Los majaderos luchan contra el olvido cuando lo importante es olvidar.

Categoría: General | Comentarios(0) | julio 2010 |

Escribir comentario