Gandhi

Por Pepe Monteserín (26 de junio, 2010)

Antológica la foto de Ana Rubiera, publicada ayer en la 26 de este periódico, aunque merece una primera. Se realizó ante el monumento a Gandhi en Delhi, todavía estoy riéndome; en ella, entre otras descalzas aborígenes, posan en traje oscuro y corbata, calcetines negros y zapatillas blancas de hotel, nuestro presidente Areces, el consejero Graciano Torre, otro señor parecido a Vili, el del Real Oviedo, pero de mirada aviesa, y Víctor González Marroquín, que esparce pétalos malvas sobre el altar. Siempre me parecieron ridículas las zapatillas de hotel, incluso para salir de la ducha y andar por la habitación, y jamás las usé, soy una persona insegura y temo que mi mujer me deje por uno con zapatos; por eso, risas aparte, celebro el aplomo de nuestra delegación para ir a misa con ellas. “Si quieres cambiar el mundo, cámbiate a ti mismo”, dijo Gandhi en chancletas.

Categoría: General | Comentarios(0) | junio 2010 |

Escribir comentario