Revoltosos

Por Pepe Monteserín (27 de abril, 2010)

Garzón dejó en libertad a Usabiaga, en prisión por reconstruir Batasuna, para que asista a su madre; la Audiencia ha concedido permiso a Otegi para visitar a su padre… ¡Ah, si Netchaev levantara la cabeza! (ojalá no); aquí resumo su catecismo, que me lleva a ser más indulgente con los etarras que con el yihad: El revolucionario es un condenado por anticipación: no tiene intereses personales, negocios, afectos, propiedad, ni nombre. 2) En lo más profundo de su ser, ha roto los lazos con el orden burgués. 3) Solo conoce una ciencia: la destrucción. 4) Desprecia la opinión pública y odia la moral actual. 5) Debe estar dispuesto a soportar todos los tormentos. 6) Sentimientos de familia, amistad, amor o agradecimiento, deben ser ahogados. 7) Su naturaleza excluye todo romanticismo y sensibilidad y debe obedecer a su causa, no a sus impulsos personales.

Categoría: General | Comentarios(0) | abril 2010 |

Escribir comentario