Placer

Por Pepe Monteserín (22 de abril, 2010)

Hacerlo de pie fortalece la columna, boca abajo estimula la circulación y boca arriba cambiamos hastío por delicia. Hacerlo sólo y a diario es lo mío, aunque digan que puedo quedarme ciego; incluso en el baño me divierto día sí y día también, y en el coche, en el asiento trasero. Además, hacerlo con frecuencia desarrolla la imaginación. Hacerlo en grupo es recomendable para saber discernir, también en un collado sin tránsito. Encima del escritorio, sobre nuestro regazo, en un intermedio en la ópera, entre plato y plato, en lugar de la siesta, sobre la cama o en una silla, desnudo o vestido, con música, en silencio o apenas moviendo los labios, hacerlo es un acto de amor. En mi adolescencia lo hice de rodillas, en un aula, obligado por una joven profesora, pero resulta doloroso. No importa edad, raza, credo, sexo ni siquiera postura: leer es un placer.

Categoría: General | Comentarios(4) | abril 2010 |

4 Respuestas a “Placer”

  1. mayte Escribió:

    Feliz día del libro a todos, sobre todo a ti. Bien merecido tienes ese paseo por Pravia. Otro placer más.

  2. Selene3000 Escribió:

    ..y si además te enamoras de él, será un placer devorarlo.
    Hoy es el día grande del libro y la rosa, Pepe, será imposible caminar por las Ramblas.

  3. pepemonteserin Escribió:

    Gracias por leerme

  4. Antonio Cuestas Escribió:

    No hay nada cómo practicarlo, mejor, si es posible, en compañía que solo. Salud para poder gozar muchos años ¡Esto de la leyenda no tiene enmienda! 🙂

Escribir comentario