Viejos

Por Pepe Monteserín (17 de febrero, 2010)

Ayer hablé de viejos enamorados y hoy también. Una pareja va a casarse; él tiene 90 años y ella 85. Entran en una farmacia, uno agarrado del otro, felizmente inestables, y el novio pregunta al farmacéutico: “¿Tiene píldoras para el corazón?”, “Si”, contesta el farmacéutico. “¿Y para la tensión arterial?”, “Sí”. “¿Y para la artritis?”, “También tenemos medicamentos para combatir la artritis”. “¿Y para el reumatismo?”, “Por supuesto, señor mío”. “¿Y para el colesterol?”, “Afirmativo”, dijo el farmacéutico, y añadió: “Y para descalcificación, Parkinson, arterioesclerosis, demencia, pitidos en los oídos, arritmias, gripe, resfriados y para, en fin, ya sabe usted”. “¿Se refiere a que también dispensan Viagra?”. “También, señor, aquí tenemos de todo”. Entonces, el novio se dirige a su novia: “Querida, ¿qué te parece si ponemos la lista de bodas aquí?”.

Categoría: General | Comentarios(1) | febrero 2010 |

1 Respuesta a “Viejos”

  1. Selene3000 Escribió:

    Muy práctico y ocurrente el viejo. Con la que les viene encima, no me extraña que ponga la lista de boda en una farmacia
    Oye, Pepe:
    ¿Esti viellín no será el mismo del otro artículo?
    Ye imposible con él, eh.

Escribir comentario