Enamorados

Por Pepe Monteserín (17 de febrero, 2010)

El viejo llegó al Hospital para que le quitaran los puntos de una ceja. “Estoy apurado, tengo una cita a las nueve”, le dijo al médico. Mientras lo curaba, el doctor le preguntó si su cita era para un análisis de sangre o alguna radiografía; el viejo le dijo que no, que a las nueve había quedado en el geriátrico con su esposa, para desayunar. “¿Se enojará ella si llega usted tarde?”, pensó el médico en la herida de su paciente, apenas cicatrizada. “De ninguna manera, mi mujer padece Alzheimer, no se enfada por eso, ajena al reloj y a las horas. Desayunamos juntos todos los días, aunque ignora quién soy”. “Entonces, si su señora vive en esas condiciones, ¿por qué le preocupa llegar tan puntual?”. “Porque hoy es San Valentín”. “¿Y?, ¿está su señora al corriente? Ni siquiera sabe quién es usted”. El viejo sonrió y dijo: “No sabe quién soy, pero yo aún sé quién es ella”.

Categoría: General | Comentarios(1) | febrero 2010 |

1 Respuesta a “Enamorados”

  1. Selene3000 Escribió:

    Lástima por ella (se lo podrían pasar pipa)y suerte la de él, que todavía mantiene la capacidad de amar.

Escribir comentario