Roncesvalles

Por Pepe Monteserín (11 de febrero, 2010)

Deberíamos decir Camino “a” Santiago, porque lo recorrían los peregrinos para visitar la tumba del Apóstol, desde que en el siglo IX rescamplara en Compostela (haya o no haya sido un invento, fue milagroso). El primer Camino a Santiago partió de Oviedo, con Alfonso II; luego, emprendieron la marcha cristianos de mil confines, escogiendo el Camino del Norte, a salvo de los moros que dominaban casi toda la Península. A medida de que reconquistábamos la Meseta, los devotos que venían de más allá del Pirineo trazaron su camino por ella. Roncesvalles era entonces un lugar de paso, como antes San Sebastián, Oloron o incluso París; Oviedo no; nosotros somos principio y meta, alfa por lo dicho y omega por aquello del Criado y el Señor. ¿Qué se le perdió a Tini Areces en Roncesvalles? Lo mismo que a Alfonso II: nada; salvo que caminemos hacia atrás.

Categoría: General | Comentarios(1) | febrero 2010 |

1 Respuesta a “Roncesvalles”

  1. yomismo Escribió:

    Visto así, me parece bien. salud

Escribir comentario