Vendaval

Por Pepe Monteserín (28 de febrero, 2010)

Dado que el sábado iba a ser el fin del mundo, me salté el régimen y fui a Corigos, al antiguo Los Naranjos, último día de las jornadas de la matanza, presto a inmolarme con el mismo cerdo. Sopa de hígado, pote de berzas, boroña preñada, manos, callos, lengua estofada, boronzu fritu, picadillo, lomo con patatas, cuajada con compota, Rioja y café con sacarina. Comí a reventar, puesto que se iba a tomar vientos la España de Zapatero y la de los Reyes Católicos. ¿Sabíais que “reventar” y “españar” es todo uno? Y como el fin del mundo venía a 200 por hora y ya había tirado dos contenedores de basura, me dio la ventolera y fui al Dobra; me desnudé entre tilos y me lancé en el pozo Olla de San Vicente, sin importarme la frialdad del río y a sabiendas de que, de una u otra manera, iba a faltarme tiempo para la digestión. Total: el vendaval amainó y yo quedé como la gocha.

Categoría: General | Comentarios(0) | febrero 2010 |

Sonrisa

Por Pepe Monteserín (27 de febrero, 2010)

En visita propiciada por mi amigo Choche F. Laborda, recorrí con él la cripta de la catedral de Santiago y, de la basa al tímpano, el Pórtico de la Gloria y sus doscientas esculturas de granito gallego; di un cabezazo al maestro Mateo, artífice de la obra, un abrazo al Santiago del parteluz, un beso al Pantocrátor y una caricia a los pechos de la reina Esther, que no son lo que eran. Emma Carbón nos guió por el andamiaje y me demoré ante el románico Daniel, de enigmática sonrisa gótica. Danza Danieliño, joven imberbe, en contraste con el resto de los profetas, Jeremías, Isaías y Moisés, y dicen que sonríe a Esther, ruborizada, a pesar de que un obispo, siglos ha, le desmochó los pechos a cincel. Pero no era mirada pícara la de Daniel, que sigue sonriendo como si fuera su primer día de trabajo, Alicia entre la maravilla, conserje del porvenir. A mí diome ánimos.

Categoría: General | Comentarios(0) | febrero 2010 |

Equiseto

Por Pepe Monteserín (26 de febrero, 2010)

Trigo, pepino, perejil, olivo…, son indicados para combatir la turbación pasajera de las potencias o facultades del alma que produce la abundancia con que se ha bebido alcohol; pienso en Margot Kässmann, en Ignacio Uriarte, en Villaverde, en Corrales y pienso en mí, que también me apellido Corrales, aunque, hasta hoy, gracias a Dios, tuve suerte conduciendo a 0,75 miligramos por hora. Como ya hablé aquí de esas plantas, añado hoy el equiseto, que se cría al borde de arroyuelos, en los sotos y en el fondo de barrancos húmedos y sombríos. Su tallo hueco, de trecho a trecho ceñido por nudos, termina en poblada copa semejante a la cola de los caballos. Contiene sales potásicas y ácido acónico, gálico y silícico; con eso y sus propiedades remineralizantes, excelentes para purificar la sangre, no hay despedida de soltero, comadres ni glorieta que se resista.

Categoría: General | Comentarios(0) | febrero 2010 |

Cine

Por Pepe Monteserín (25 de febrero, 2010)

Contadas mis impresiones de algunas películas en cartelera, resumo otras: la efectista “Shutter Island” no parece de Scorsese, ni Di Caprio y resto del elenco están en lo que celebran, poco creíbles e impostados, con música y efectos sonoros sangrantes; mal Benicio del Toro y peor Anthony Hopkins en “El hombre lobo”, un filme alimenticio, para los actores más que para los espectadores, sin intriga ni emoción, y final abierto, con el típico último infectado por mordisco, que amenaza con una segunda parte. “Historias de San Valentín”, bien llevada e interpretada, muy vista, amable y olvidable. Pero no os perdáis ni un fotograma de “La cinta blanca”, de paso lento, angustioso y espeluznante, paradigma de un pueblo reprimido, frustrado, podrido, cruel, sórdido, purulento, germen del nazismo, según el maestro de ese pueblo, narrador de una obra maestra.

Categoría: General | Comentarios(3) | febrero 2010 |

Óbolos

Por Pepe Monteserín (24 de febrero, 2010)

El patrimonio del presidente valenciano, Camps, es un piso, valorado en cien mil euros, suyo la mitad, y su cuenta corriente y moliente arroja un saldo de mil euros, o menos si ya le pasaron el recibo de la tintorería. Barberá, alcaldesa de Valencia, no tiene piso y aún está pagando su coche, que compró hace 21 años. ¿No es preocupante que estos altos cargos sean tan malos administradores de lo suyo? ¿O será que lo donan? A veces los administrados somos injustos. Mi padre, cuando era alcalde de Pravia, en los años 60, al salir de misa acostumbraba a dar 200 pesetas al pobre Ton; por razones varias, redujo la limosna a 100 pesetas, luego a 75. Un día Ton le dijo: “¿Qué ocurre, Luis?, ha bajado su cuota semanal a más de la mitad”. “Es que mis cinco hijos crecen, ayudo a mi madre…”. A lo que repuso Ton, muy enfadado: “¿Acaso quiere mantener a su familia a mi costa?”.

Categoría: General | Comentarios(3) | febrero 2010 |

Crianza

Por Pepe Monteserín (23 de febrero, 2010)

Zumalacárregui paseaba por su campamento, cerca del Puerto de Descarga, cuando un cabo adoctrinaba a un peluso. “¿Qué enseñas al recluta?”, preguntó el carlista. “Le explico por qué los sables son curvos”. Entonces, el guipuzcoano se dirigió al soldado: “¿Sabes ya por qué los sables son curvos?”. “Sí, mi general, son curvos porque las vainas donde han de entrar tienen esa forma; de otro modo no cabrían”. Así, el llamado Tigre de las Amescoas, pensó: “¡Vencer a Espartero y abrirme paso hacia Bilbao con esta tropa tiene mucho mérito!”. Los pitidos a nuestro himno, en San Mamés, son un caso de mala crianza; en esas gradas falta un cabo; no entienden que las Vascongadas son tan retorcidas precisamente para que quepan en el rompecabezas de España. A estos borregos, al contrario que a los estudiantes del Instituto Aramo, les sobra tiempo para expresarse.

Categoría: General | Comentarios(0) | febrero 2010 |

Dígito

Por Pepe Monteserín (22 de febrero, 2010)

“Attingere caelum digito”, dijo Cicerón en “Epistolae ad Atticum”. Una persona muy instruida, muy mal instruida, me hablaba de Sigmund Fruá, afrancesando al que creía Froid, que en realidad se escribe Freud. Otro que tal baila, me cantó que, para él, el músico más grande que haya existido jamás era Uañer. “¿Quién es Uañer?”, quise saber, y mi mal instruido interlocutor me dijo, deletreándolo, que se refería a Wagner. “Ya sabes –me aclaró-, hay palabras que se escriben de una forma y se pronuncian de otra, que las cosas pueden decirse de distintas maneras”. En efecto, pueden decirse bien y pueden decirse mal, como hizo Aznar en su reciente discurso digital. Aznar es un chulo, pero no un asesino; no fue ni siquiera colaborador necesario en la guerra de Irak; en las Azores, como ahora en nuestra Universidad, simplemente quería tocar el cielo con el dedo.

Categoría: General | Comentarios(6) | febrero 2010 |

Higa

Por Pepe Monteserín (21 de febrero, 2010)

Saul Bellow habla de los aligerados, supervivientes que han desechando las ideas y doctrinas dominantes, sus psicologías y filosofías, sus más descabelladas convicciones políticas, la inacabable y horrorosa comedia de la mentira pública, que les causa repugnancia la forma de vida teatral y, en suma, se han alejado de prejuicios y modas. Franciscanos, o sea. Tengo para mí que Ángel González era un aligerado, y lo demostraba en sus poemas, libre para aproximarse a la maravilla, capaz de sacar el mayor partido de lo poco, de aprovechar al máximo su condición de persona, de encargarse de tareas humildes y despreciar trompetas de Jericó; pensaba con fuerza y esperaba con tranquilidad para mostrar sus emociones. Aznar no es un aligerado. Yo tampoco, de ahí la higa que le dedico, con mi puño cerrado y el pulgar metido entre el índice y el cordial.

Categoría: General | Comentarios(1) | febrero 2010 |

Dedos

Por Pepe Monteserín (20 de febrero, 2010)

El meñique es poco útil y se nos va atrofiando; sirve para limpiar las orejas y pasear agarrado a otro meñique, entre parejas rancias. El anular lleva la alianza. El medio, aznar o cordial levantado y con el resto de los dedos recogidos significa “monta aquí que te llevo pa Madrí”. El índice o deíctico, además de hurgar en la nariz, indica y es dedo imperativo. El pulgar o pólice, clave en nuestro desarrollo cerebral (no sólo para contar), también lo es en lo espiritual (con él nos persignamos), y es signo de aprobación o desaprobación. En lenguaje dactilológico, con los dedos se hacen letras. El índice estirado con el meñique fabrica cuernos; con el cordial, bendiciones o victorias; con el pulgar, la “o” de óptimo. Los dedos también hacen números; pero, ojo, si entra un carpintero en el bar para llevarse cervezas al taller y levanta tres dedos, significa que quiere cinco. 

Categoría: General | Comentarios(1) | febrero 2010 |

Peineta

Por Pepe Monteserín (20 de febrero, 2010)

A lo mejor hablo mañana de la peineta de Aznar, un gesto a la altura de su chulería y de quienes lo insultaban y le impedían conferenciar; pero hoy toca planta y por eso me refiero a la “Erodium cicutarium”, llamada vulgarmente peineta de bruja o pico de cigüeña, y podéis imaginaros el por qué del nombre, teniendo en cuenta que el fruto termina en un largo dedo, también denominado alfilerillo de pastor que, con buen tempero y buena tierra alcanza los dos palmos de largo. La peineta florece en invierno, mantiene su flor durante meses y se cría, como no podía ser de otra manera, en ribazos y lugares incultos. Es astringente y hemostática, por lo que viene bien contra las menstruaciones excesivas y pérdidas sanguíneas fuera de tiempo; para controlarlo, machaca la planta en un almirez, añade agua, cuela el zumo en lienzo fino y ¡toma peineta!

Categoría: General | Comentarios(1) | febrero 2010 |

« Entradas Anteriores