Invictus

Por Pepe Monteserín (31 de enero, 2010)

“Soy dueño de mi destino, capitán de mi alma” es el verso final del poema que W. E. Henley escribió cuando le amputaron la pierna, y animó a Mandela en la cárcel. Voy al cine y sale el tráiler de “Invictus” con esta grandilocuencia, en la magnífica voz de Pepe Mediavilla, que dobla a Morgan Freeman: “Soy dueño de mi destino, capitán de mi alma”. Lo escuché antes de ver la malísima “Cheri”, la regular “Sherlock Holmes” o las interesantes “Un tipo serio”, “Nine” y “Up in the air”. Capitán de su alma fue François Pienaar con los surafricanos que ganaron el Mundial de rugby en 1995, y capitán Mandela, que con este deporte unió a sus compatriotas, negros y blancos. ¿Qué poema o qué deporte (el fútbol no, desde luego) ayudaría a los asturianos a unirnos y capitanear nuestro destino? Campoamor, en “El tren expreso”, habla de la agonía de querer evitar lo inevitable”.

Categoría: General | Comentarios(3) | enero 2010 |

Ora pro nobis

Por Pepe Monteserín (30 de enero, 2010)

Ha llegado a Oviedo el nuevo arzobispo, el franciscano Jesús Sanz Montes. Fue profesor de Espiritualidad Medieval, de Teología Espiritual y Teología de la Vida Consagrada, director de la revista “Verdad y vida” y es doctor en Sagrada Teología; me da que tiene que saber la de Dios. No digo que participe en el “think tank” que promueve Cajastur, pero, en esa relación de las cosas con la divinidad, con la verdad y con la vida, y apelando a San Francisco, patrono del medio ambiente, de los comerciantes y de los animales, sugiero a fray Jesús que rece por una solución airosa para la línea Sama-Velilla, la incineradora, la temporada de Ópera, el “martillo” de la calle Santa Ana, la preñez de la osa Tola, la salud del pequeño comercio, el alma de Pepe el Ferreiro y para que lleguen pronto a Asturias el AVE y el Espíritu Santo.

Categoría: General | Comentarios(1) | enero 2010 |

Centeno

Por Pepe Monteserín (29 de enero, 2010)

El centeno, gramínea cereal, suele estirarse más que los trigos; se cría en las tierras pobres de climas fríos y lluviosos y suplanta al trigo en zonas altas, sin cal, sobre suelos pizarrosos y graníticos, pues no requiere tanto calor como éste. Con centeno se elabora pan negro y pesado, que debe tomarse con miel por aquello de que es amargo y para lograr evacuaciones más fáciles. Centeno, en inglés, se dice “rye”; lo sé por el famoso Salinger, que murió ayer, el autor de la famosa novela “The catcher in the rye”, “El guardián entre el centeno”. Holden, el joven protagonista, se preguntaba, sin hallar respuesta, qué pasaba con los patos, que nadaban en el Central Park South de Nueva York, cuando se helaba el lago; yo entiendo que harán como el centeno, que se siembra en agosto con las tierras bien sazonadas para que las primeras nieves lo cobijen ya crecidito.

Categoría: General | Comentarios(3) | enero 2010 |

Sales

Por Pepe Monteserín (28 de enero, 2010)

Decimos San Francisco de Sales (se celebró el pasado 24 y me olvidé) en referencia al Castillo de Sales, en Thorens-Glières, Alta Saboya francesa, y no a la parroquia de Sales, en Colunga. Santo de la Amabilidad, es además patrono de periodistas y escritores. Yo no soy periodista, a mí no me gusta ir con la verdad por delante, sino por detrás. En su “Tratado del amor de Dios” dijo que la medida del amor es amar sin medida, y que no corrijamos a los demás dejándonos llevar de nuestro sentimiento sino de nuestra caridad. Escribió “Introducción a la vida devota”, o “Filotea”, el lector al que dirige sus cartas, considerada obra maestra de la ascética. Su última palabra escrita fue: “Humildad”, concepto que no casa bien con los escritores: para escribir una obra maestra la humildad estorba, aunque sólo seamos un grano de polvo, o precisamente por eso.

Categoría: General | Comentarios(0) | enero 2010 |

Destitución

Por Pepe Monteserín (27 de enero, 2010)

Algunos, demostrada su eficacia a la hora de hacer realidad un sueño, no pueden plegarse a la disciplina de quienes van detrás. A Belén Esteban, ejemplo que entenderán 40 millones de personas, nadie la ayudó a criar a su hija, pero cuando ambas salen adelante, el defensor del menor pretendió quitarle la custodia. Descartes murió porque la reina de Suecia lo obligaba a levantarse al amanecer para darle clases de matemáticas; algo así ocurrió con Pushkin y Pedro I el Grande, que luego lo tomó tan en serio como para oprimirlo. A Manzanares no lo oprimieron porque no interesó el Tabularium a las autoridades, no lo tomaron en serio. A Hernán Cortés, después de darle gloria y tierra al rey, le quitaron la gobernación de la Nueva España. A Pepe, el Ferreiro, le arrancaron la niña de sus ojos; también se lo hizo Iván el Terrible al arquitecto de la iglesia de San Basilio.

Categoría: General | Comentarios(1) | enero 2010 |

Naveiras

Por Pepe Monteserín (26 de enero, 2010)

Una de las escenas más emotivas de “Simon Boccanegra” llega al final, cuando el Dux, muriéndose, después de un trago de veneno que le puso en la copa su favorito, Paolo, dice mirando al mar: “Me arden las sienes… por mis venas serpentea oscura llama… ¡Ah! ¡Respirar!… ¡El mar! ¡Ah, cuántos recuerdos de glorias y gestas sublimes me vienen a la mente, sólo de verlo! ¡El mar! ¿Por qué en su seno no hallé la muerte?”. Mientras escuchaba yo a Marco di Felice, magníficamente envejecido y en plena agonía, no podía evitar acordarme de Pepe el Ferreiro, dux de Grandas de Salime; y me lo imaginaba cansado, contemplando su mar, su museo y envenenado por el Consorcio Cultura-Cajastur-Universidad-Eustaquio-Etc. Pensé también, ¿será que quieren quitarlo del Etnográfico y traerlo de director al Museo Arqueológico de Oviedo, para que lo llene?

Categoría: General | Comentarios(2) | enero 2010 |

Centros

Por Pepe Monteserín (25 de enero, 2010)

Decía yo que las ganancias de un comercio en el cogollo de la ciudad no son ni deberían ser las mismas que en el extrarradio; a ese plus se le llama renta de situación o renta ricardiana. Fue el economista inglés David Ricardo quien lo estudió. Por ejemplo, el trazado de la calle Uría, que unió el casco antiguo con la Estación del Norte, añadió valor ricardiano a las huertas del siglo XIX. Lo indecente es cuando, de un pelotazo, sacamos a Ricardo de nuestra Heroica y Muy Ingenua, amurallada y mil años defendida ante intrusos, para asentarlo en un cajón barato e indecente, en un descampado sin historia ni mérito, pero con la autopista cerca para salir pitando. Pienso en Parque Principado, un asalto a Oviedo de mayor porte que si le arrebataran la capitalidad. Y ahora resulta que estos centros descentrados no son rentables; hacen falta más ciudades para desvalijar.

Categoría: General | Comentarios(1) | enero 2010 |

Paisanaje

Por Pepe Monteserín (24 de enero, 2010)

Como problemas de espacio no tengo, voy a hablar de un paisaje y de dos paisanos. Paisaje, el que puede contemplarse desde el Monsacro; gracias a un teleférico, más personas podrán disfrutar de la Asturias pujante: el polígono de Argame, las centrales térmicas de Soto de Ribera, y la de ciclo combinado Soto IV; y, si la polución no lo impide, el “Centollo” de Calatrava, la térmica de Aboño y Arcelor-Mittal; la cantera del Naranco no se ve, para eso hay que coger el funicular del Gorfolí. En cuanto al paisanaje, vaya mi abrazo a Pepe el Ferreiro, director del Etnográfico de Grandas de Salime, a quien la consejera de Cultura va a destituir, ¿por indómito?; Pepe Naveiras ha salvado lo que en Asturias arrasó el progreso industrial y el olvido. Y me queda una frase para recordar el Tabularium de Manzanares y montar un tren cremallera al Prao Picón.

Categoría: General | Comentarios(2) | enero 2010 |

Bocanegra

Por Pepe Monteserín (23 de enero, 2010)

“Simón Bocanegra” es un drama histórico del español Antonio García Gutiérrez (1813-1884); sobre él compuso Verdi “Simon Boccanegra”, que tuvo dos libretos, de Piave y de Boito. En resumen, Paolo y Pietro conjuran para elegir dux a Simon, y lo consiguen; tiempo después, el dux descubre que Amelia, prometida de Adorno, noble genovés, es su hija a la que creía perdida; Paolo se enamora de ella y pide su mano al dux, que le debe el poder, éste se la niega y Paolo la rapta; Adorno culpa al dux y trata de apuñalarlo, por dos veces, ignorando que es el padre de ella, pero Amelia se interpone; al fin, se desvela quién es, Adorno promete fidelidad al dux y, libre de cargos, se casa con la joven, pero Paolo envenena a Simon, que muere bendiciendo a los esposos. Murió ayer, entre aplausos, ya venía envenenado de los ensayos, y morirá mañana, si Dios quiere.

Categoría: General | Comentarios(3) | enero 2010 |

Hiedra

Por Pepe Monteserín (22 de enero, 2010)

Como se la deje crecer como quiera y tenga cerca un peñasco, un árbol o el muro de una casa, la hiedra se encarama, medra y se pega mediante raíces que brotan de aquella parte de sus ramas en contacto con el que va a ser su soporte. Trepa hasta la copa de los árboles y al canalón de un tejado, penetra bajo las tejas y se hace un bejuco de base tan recia, como el muslo de Scarlett Johansson, que corroe canecillos y revienta aleros. Planta hederas en el jardín y en cuanto te descuides, tan invasiva es, te comen pintura, cal, cemento, vidrio, madera, la ventana de PVC y hasta el alma de quien se asome. Además, vive mil años, de ahí que los antiguos vieran en ella un símbolo de inmortalidad. El demonio se viste de hiedra y de su tronco horrendo fluye gomorresina de Gomorra. ¿Virtudes, además de ninguna? Ablanda las casas, los pájaros, los piojos y los callos.

Categoría: General | Comentarios(0) | enero 2010 |

« Entradas Anteriores