Amaranto

Por Pepe Monteserín (25 de septiembre, 2009)

Hoy, por ser sábado, amaranto que te crió. Otros la llaman perpetua, siempreviva, inmortal, herba de San Pedro, humacielos y guirnalda, nombres a cual más grandilocuente; también le adjudican disfemismos: manzanilla bastarda, meaperros, hierba de las almorranas y flor de muerto. No me digáis, qué guapo. De estas guirnaldas menudas, color de oro, coronan a los ídolos y hacen las doncellas collares porque aguantan una eternidad sin corromperse y sin perder su aroma. Os daré una receta sabrosa y nutritiva: se cortan las inflorescencias del amaranto al atardecer, en el arenal de Bayas, se les da un hervor en agua del Narcea y se mezcla con harina de escanda, de Quinzanas, miel de Peñaullán y, según los ortodoxos, se añade un chorrín de sangre humana, sangre de casa, supongo que en referencia a sangre del alma, o sea, lágrimas de Pravia.

Categoría: General | Comentarios(3) | septiembre 2009 |

3 Respuestas a “Amaranto”

  1. Selene3000 Escribió:

    Vaya con los nombrecitos.
    Alimento que se ha puesto de moda, tendré que probarlo.
    En cuanto a la receta, Pepe, no sé, no sé..

  2. pepemonteserin Escribió:

    Pruébalo mujer, no seas

  3. Selene3000 Escribió:

    Bien, tendré que probarlo, pues. A ver qué pasa

Escribir comentario