Rayos

Por Pepe Monteserín (19 de agosto, 2009)

José Antonio, joven de Vega del Ciego, cree que se salvó de milagro después de sufrir quemaduras y lesiones tras la caída de un rayo en la romería de la Virgen del Alba, en Quirós. Lo que está fuera de duda es que cayó un rayo en la romería y una chispa afectó a tres romeros, uno él. Antes de ser alcanzado, José Antonio, que nunca había entrado a la ermita y nunca había sido alcanzado por un rayo, entró en la ermita y le encendió una vela a Nuestra Señora. Luego, los rayos y centellas. Ahora, agradece a la Virgen que lo haya salvado. Así somos los creyentes; la fe es ciega, sobre todo la de los habitantes de la Vega esa, de Lena. ¿Por qué no pensamos lo contrario? ¿No es la Virgen sospechosa de atraer rayos?, ¿y de que, entre tantos romeros, fuera a tocarle a él la chispa? No digo apuntarse a la Iglesia de la Santa Muerte, pero yo le pondría la vela al Cristo de la Derrota.

Categoría: General | Comentarios(0) | agosto 2009 |

Escribir comentario