Melancolía

Por Pepe Monteserín (13 de agosto, 2009)

El gasto sanitario supone el 40 por ciento del presupuesto, cifra que inquieta al Gobierno asturiano y a los gobernados. Además, la cola del paro incrementa la cola del SESPA; nos ponen nerviosos los números rojos, ser menos de lo que fuimos, bajar el tren de vida. Pero también nos altera la jubilación. Ser rico en tiempo, o tener lo que necesitamos, en eso consiste ser millonario, nos amohína y abate. Dice Saul Bellow, en “El legado de Humboldt”, que en cinco mil años de historia, nunca tantos habíamos sido tan ricos como ahora; las mentes formadas en esos milenios se han adaptado a una conciencia de escasez en la que todavía laten nuestros corazones de hoy; no hemos asimilado la vidorra, y esta negativa íntima a creernos merecedores de tanto bienestar nos produce la “melancolía de la opulencia”. Y más gasto en farmacia. Lo tiene crudo Rabanal.

Categoría: General | Comentarios(0) | agosto 2009 |

Escribir comentario