Texu

Por Pepe Monteserín (31 de julio, 2009)

Tardé en traerlo, y mira que me gusta el texo: sus raíces, ramas, hojas y semillas contienen taxina, bárbara para corromper la barriga y despacharnos presto al otro barrio. Como es tan longevo (vive dos mil años), nuestros ancestros los plantaban junto a iglesias, para medir la Historia, y en los cementerios, de hecho las raíces del texo alcanzan las bocas de los muertos. Con su madera, dura y flexible, hicieron mangos de hacha y arcos las tribus de Cantu Berruga (en el Naranco, detrás del Cantu Los Texos), y eran de esa factura la ballesta del capitán Carpio (con calle en Oviedo) y el bordón de Alfonso II. El espacio alrededor de este árbol es fetén para conceyar, convocar andechas y sextaferias, pregonar, mitinear, sermonear, cortejar, merendar, contar, cantar, bailar, beber, desbeber y yacer, excepto echar la siesta; es su sombra tan vehemente que desguazaría nuestros sueños.

Categoría: General | Comentarios(2) | julio 2009 |

ETA

Por Pepe Monteserín (30 de julio, 2009)

Algunos hablan de negociación, de que la lucha contra ETA es una quimera si no se propicia un acercamiento a la banda, bien sea para hablar de independencia o autodeterminación de las Vascongadas, o del acercamiento de presos etarras a cárceles domésticas más cercanas a sus domicilios, donde puedan recibir el apoyo inmoral de sus partidarios. Así, en hablando, en hablando, acaso dejen de matar españoles. Otros prefieren mano dura, con los presos, con los convictos y con los asesinos sueltos. Yo creo que aquí no cabe moderación, término medio. Hubo en Oviedo, cuando era menos que “Ovetum”, una tribu de la zona del Naranco, por donde El Cantu Berruga (no quedó rastro), cuyos guerreros eran expertos en las propiedades teóricas de las flechas, lo que los físicos de hoy llaman vectores; por eso, cuando salían a cazar, lanzaban sus flechas sistemáticamente hacia el norte y el oeste cada vez que veían un oso al noroeste.

Categoría: General | Comentarios(2) | julio 2009 |

Armstrong

Por Pepe Monteserín (29 de julio, 2009)

Hubo un usurero en el Oviedo del siglo XVIII, don Tomás Sastre, a quien llamaban “Don Veinte Por Ciento”, dicen que nacido en la calle del Águila, porque no existía la calle de la Urraca. Don Tomás, en viéndose viejo y enfermo, fue al Monasterio de San Vicente a visitar a fray Benito Feijoo; entró en la celda, con genuflexiones, y le pidió al erudito gallego si podría discurrirle un epitafio para su sepultura. Como nuestro querido benedictino quiso complacer al avaro (que solía esconderse de los deudores cuando vencían sus préstamos, para cobrar recargos), tomó su pluma, la mojó en el tintero y escribió: “Yace aquí Don Veinte Por Ciento, y todos apostamos cien contra veinte a que no le dejarán entrar en el Cielo”. Lance Armstrong se había ganado el cielo con sus siete Tours, pero, como siga tan avaricioso, me temo que San Pedro no va a dejarle entrar de amarillo.

Categoría: General | Comentarios(3) | julio 2009 |

Yo

Por Pepe Monteserín (28 de julio, 2009)

De niño, tenía una idea exagerada de mí mismo, y a tanto llegaba mi egolatría que pasé años con una palabra en mi boca: “Yo”. Conjugaba los tiempos del verbo sólo con la primera del singular: “Yo amo, yo leo, yo escribo, yo nací en Pravia”. Yo, sin duda; no como Beckett, que decía yo a sabiendas de que no era él. Yo, sin duda, como el Quijote, que se sabía superior a los doce Pares de Francia y aún a los nueve de la Fama. Así fui: yo, mí, conmigo. Yo, sin mi circunstancia. Crecí, me empadroné en Oviedo y llegó la circunstancia: Gabino de Lorenzo; entonces, comencé a decir: “Yo y Gabino”. Conforme mi alcalde repetía sus éxitos electorales, hice un ajuste en mi expresión, que troqué por: “Gabino y yo”. Pero, después de que nuestro ingeniero de caminos declarara que su sucesor aún pasea en tacataca y que todavía no conjuga, únicamente digo: “Gabino”.

Categoría: General | Comentarios(2) | julio 2009 |

Palas

Por Pepe Monteserín (27 de julio, 2009)

Yo no juego a las palas en la playa, cada año más pequeñas, con menos arena; yo leo, paseo y esquivo pelotazos. Salinas pierde arena; afloran rocas en la bajamar de San Pedro de la Ribera, en Cudillero; pierden arena las playas de Barcelona y las dunas de Maspalomas, en Las Palmas; de las de Gandía se escapan 51.000 metros cúbicos al año; la Albufera y Saler, en Valencia; las de Cádiz, las de Muro y can Picafort, en Mallorca; el Pinar, en Castellón; Benalmádena, en Málaga; los archipiélagos gallegos de Ons y Sálvora; Varadero, en Cuba, las de Antofagasta, en Chile; las de Mar del Plata, en Argentina… Mientras las palas infestan nuestras playas, en coma ecológico, en terrible proceso de desertización, aumentan la superficie arenosa del Sahara, Atacama, Namibia, los Médanos de Paraguaná… ¡Cuánto terreno para jugar a las palas sin tocarnos las pelotas!

Categoría: General | Comentarios(3) | julio 2009 |

Gordura

Por Pepe Monteserín (26 de julio, 2009)

Iba a hablar de nuestros sabores protegidos: afuega’l pitu, Beyos, Gamoneu, Cabrales y Casín; chosco de Tineo, escanda, fabada, sidra, ternera y bombones de Peñalba, pero me referiré a lo contrario, a lo obeso, participio del latín “obedere”: roer, comer demasiado. Engordamos por desmedidos y no por especial retención de líquidos, o un metabolismo canalla; a veces, comemos del plato del otro, para que no compute en el nuestro; pero el cuerpo lo sufre. Chesterton lo llevaba con humor: “Cedo el asiento en el tranvía y lo ocupan tres damas”. Pero la gordura es penosa; un gordo afrentado desafió a duelo al que lo insultó y, en el campo del honor, protestó porque era injusto que ambos se dispararan a la misma distancia. Dicen que aprisionada en toda persona gruesa, una delgada emite desesperadas señales para que se le permita escapar, sin darse cuenta de que es libre, libre para no comer.

Categoría: General | Comentarios(2) | julio 2009 |

Arte

Por Pepe Monteserín (25 de julio, 2009)

Fui a ver un monumento prerrománico con mi familia y la guía nos hizo esta pregunta a los congregados que habíamos pagado la entrada: “¿Hay entre ustedes alguien que sepa de arte?”. Yo pensé que el arte es un estímulo para vivir, un contraveneno para la sinceridad, que es silencio, astucia, que resucita, que es la exageración de una idea, que muestra los tejidos del alma, lo elevado…, que, como ella, el arte plantea interrogantes… Pero nadie respondió y la joven nos dedicó un discurso tan modesto y dubitativo, que sus clientes nos sentimos jurado de oposición. Mi madre le preguntó si se exponía el Santísimo en ese templo, y la muchacha reconoció que no sabía qué cosa era el Santísimo. Iba yo a soplarle: “Es una rama del arte, de la literatura fantástica”, pero me callé. Seguramente, nos había preguntado si alguien sabía de arte para retirarse ella y dejarle sitio.

Categoría: General | Comentarios(13) | julio 2009 |

Ginkgo

Por Pepe Monteserín (24 de julio, 2009)

En Agones (Pravia), en “El Jardín de los Aromas”, vi un ginkgo biloba. De sus hojas se obtienen extractos para facilitar el riego sanguíneo, tratar la trombosis, el Alzheimer, la demencia senil y el Parkinson. El ginkgo es la primera especie arbórea del mundo; relicto, reliquia, auténtico fósil viviente, que puede vivir más de dos milenios, existe desde el Pérmico, hace 270 millones de años, antes de que el Carbayón naciera en la calle Uría, de que Alfonso II trasladara a Oviedo la corte de Pravia, antes de que Adán y Eva negociaran con la serpiente, antes de que el hombre se irguiera en la sabana de África y antes de que Gabino de Lorenzo asistiera a los plenos del Ayuntamiento. Como el ginkgo fue el único árbol que sobrevivió a la bomba atómica en Hiroshima, se le conoce como el “portador de esperanza”. Pero, mira por cuántas, hoy corre peligro de extinguirse.

Categoría: General | Comentarios(4) | julio 2009 |

OT

Por Pepe Monteserín (23 de julio, 2009)

A propósito del éxito de Mario, en “OT”, a quien voté con mis mensajes al 5725: éxito viene del latín “exitus”, que significa salida, desenlace; en español, se refiere al resultado feliz de una actuación, pero es fácil confundirlo con “exitium”, que significa pérdida, desastre y caída. En inglés puede tomar dos acepciones porque “exit”, salida, también es verbo intransitivo, que indica hacer mutis, y sustituye a “to die”, que es morir. En 1893, poco después de estrenarse el Campoamor, actuó en el teatro un tal René Tosha, comediante francés de origen ruso, que fue abucheado, a quien un fiscal, ofendido en su buen gusto, le lanzó su borceguí desde la fila uno. En declaraciones a un joven periodista de “El Carbayón”, dijo René: “Ya vio usted que la mitad de la sala silbaba…”. “¿Y la otra mitad?”, preguntó el crítico. “La otra mitad, sencillamente, no acudió a verme”.

Categoría: General | Comentarios(2) | julio 2009 |

Tatuajes

Por Pepe Monteserín (22 de julio, 2009)

El ornamento es fuerza de trabajo desperdiciada, labor de más, salud echada a perder. La evolución cultural equivale a la eliminación del ornamento; su carencia es signo de fuerza espiritual. El ornamentista moderno, no digamos el tatuador, es un retrasado o un aprovechado. Puede medirse el grado de civilización de un pueblo atendiendo a la cantidad de garabatos que aparecen en las paredes de sus retretes o en la piel de sus habitantes. Los asturianos nos estamos volviendo papúas. Para Adolf Loos, quienes se tatúan el cuerpo son delincuentes o degenerados; los tatuados que no están detenidos son criminales latentes, y que un tatuado muera en libertad indica que palmó antes de cometer un asesinato o que un crimen ha quedado impune. En mi adolescencia, me hice tatuar un ancla en el bíceps y otra donde yo me sé, ¡qué lastre, Dios, qué lastre! ¡Soy un peligro!

Categoría: General | Comentarios(8) | julio 2009 |

« Entradas Anteriores