Interruptus

Por Pepe Monteserín (23 de junio, 2009)

No tiene nombre esa “carrera profesional” que el Gobierno asturiano crea para equiparar al resto de comunidades los sueldos de nuestros funcionarios de la docencia; podrían llamarse Aparejadores de Instrucción Pública. No tiene nombre el insólito quiero y no puedo de la patronal para recompensar a sus trabajadores, cuando no es problema de liquidez; podría llamarse interrupción involuntaria del salario. No tiene nombre la desafortunada intervención de la Corriente Sindical de Izquierda, de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, del Sindicatu Unitariu y Autónomu de Trabayadores de la Enseñanza d‘Asturies y de Unión Sindical Obrera, que destetaron a hachazos a sus defendidos; podría llamarse penseque. Y lo que de veras no tendría nombre es que el bienintencionado Gobierno ahora se llamara andana y dejase de pagar lo que su plantilla merece cobrar.

Categoría: General | Comentarios(0) | junio 2009 |

Escribir comentario