Genestoso

Por Pepe Monteserín (21 de junio, 2009)

Hoy escribo en Genestoso (Cangas de Narcea). ¿Qué me trajo? Un episodio de la guerra, que me guardo; ¿qué llevo? Mucha paz, una excursión al Cabril (1.923 metros) y el queso “Genestoso” (otrora trashumante), poco salado y aromático; sin comparación con otro que lo imita, de nombre parecido. La ruta se inicia por camino empinado, surtido de fuentes, fresnos, abedules, algún roble y altísimas retamas de tintorero, xistra, xinesta o genista, abundantes hasta las más altas cotas, donde florecen arándanos. Llega uno al Valle los Corros, al Collau Tres Llagunas, con buen nevero, gana el hombro del Cabril y su pirámide cimera; por camino real, sigue el circuito a Fanarrionda, Llandurriu, Llampazos y baja de nuevo a Genestoso (hay hotel rural) a por el queso cilíndrico, mal delgado a la mitad, encorsetado por el esparto. Yo reduje cintura con él y la excursión.

Categoría: General | Comentarios(0) | junio 2009 |

Escribir comentario