Beleño

Por Pepe Monteserín (29 de mayo, 2009)

Al beleño se le llama también “hierba loca”, “herba de la Mare de Déu”, “pólvora del diablo”, “adormidera de zorra” y “flor de la muerte”. A quien lo deguste en ensalada, le produce sensación de gran ligereza, le parece que pierde peso, se siente ingrávido y acaba creyendo que se eleva por los aires. La impresión de realidad es tal que el consumidor vuela y aterriza en Ranón como bruja sobre su escoba y sin sistema antiniebla. A eso hemos de sumar que provoca vivacidad de expresión, memoria feliz e imaginación más viva. Con un poco de untura de ungüento de beleño, belladona, estramonio y mandrágora, aplicado en los sobacos o en la entrepierna, creerás a pies juntillas en la unidad de Europa; si duplicas la dosis, creerás en la unidad de España, y ya en plan de tomarlo por un tubo, llegarás a explicarte qué significa unidad, qué es lo uno.

Categoría: General | Comentarios(0) | mayo 2009 |

Escribir comentario