I.V.G.

Por Pepe Monteserín (26 de abril, 2009)

Gustavo Bueno, tras desmarcarse el jueves de lo que dijeron antes las de Unidos por la Vida, enfocó su conferencia de la Ley del Aborto y la, según él, tramposa y sofística Interrupción Voluntaria de la Gestación, poniendo de relieve dos “errores”: la Ley de plazos, y su fundamento en “supuestos” derechos de la mujer. Para el complejo análisis de esa realidad poliédrica, de caras no armoniosas sino en conflicto, sigue este esquema y estos punto de vista: 1) Teológico-religioso; 2) Biológico-médico; 3) Antropológico-cultural; 4) Económico-médico y económico-político; 5) Político-estatal y político-internacional; 6) Jurídico-positivo y jurídico-propositivo, y 7) Ético-moral. Lástima que, a partir del tercer ítem, la portera del Auditorio entraba en el aula cada dos por tres para pinchar a Bueno con las agujas del reloj hasta interrumpir voluntariamente la gestación del acto.

Categoría: General | Comentarios(0) | abril 2009 |

Escribir comentario