Despachos

Por Pepe Monteserín (18 de marzo, 2009)

En los despachos se cuece todo: un negocio, un buen libro, hasta un buen menú necesita reflexión en un despacho, me dijo David “Balbona”, cocinero praviano. Estos días, por cierto, me pasaron una receta: “Pollo a la concejalía”. Ingredientes: un pollo, un despacho y varios chorizos. Se coge el pollo, se le coloca en el despacho, se le rodea de chorizos, se le deja a su antojo y él solito se va haciendo rico, rico. Otro que se hizo rico en su despacho de Oviedo fue el padre Feijoo. Veraneaba en el monasterio de Lemos; allí, me dijo el padre prior, José Luis Vélez, tenía despacho e iglesia, que fray Benito financió e inauguró diciendo una misa, en 1748. Luego, ya sabemos qué pasó con ambos despachos: la desamortización y el fuego acabó con ellos, incluso con los libros del sabio, que había donado a sus hermanos de Lugo. Gracias a Dios, de todo queda copia.

Categoría: General | Comentarios(2) | marzo 2009 |

2 Respuestas a “Despachos”

  1. Martello Escribió:

    Muy suculento, el artículo.

  2. Sergio Escribió:

    Yo creo que la receta tiene más posibilidades de éxito usando un solo chorizo…. Eso sí, que sea bueno… A los hechos me remito, y a buon intenditore, poche parole.

Escribir comentario