Baraja

Por Pepe Monteserín (31 de marzo, 2009)

Julio García Noval, como Noé, saca a flote a su compañía cuando el resto del mundo está en liquidación. La empresa Mall, a quien propongo para el premio Príncipe de las Artes, de las Ciencias Sociales, de Comunicación y Humanidades, de Concordia y de Cooperación Internacional, vendió a Botín los pisos de la Jirafa. Botín robó el burro, o sea. Ahora, el presidente del Santander, atendiendo a que estamos deprimidos, ofrece a sus empleados el cuadrúpedo de tres y salón por un millonín de euros. ¿Que Mall gestione el despacho de Feijoo? No sé, pero bajar del Cielo a fray Benito, que descansa en paz a la derecha del Padre, para meterlo disecado en una celda reinterpretada con muebles de Esperanzona, es como llamar al buzo que busca pecios en las profundidades de la Concha de Artedo para decirle que suba enseguida, que el barco está hundiéndose.

Categoría: General | Comentarios(1) | marzo 2009 |

AO

Por Pepe Monteserín (30 de marzo, 2009)

La ovetense Calle 19 de Julio es homenaje el alzamiento o insurrección de 1936. Aunque, en esa misma fecha, en 711, fue la batalla de Guadalete; en 1747, la batalla de Assietta, donde las tropas piamontesas vencen al ejército francés de Luis XV; en 1808 se libró la batalla de Bailén, en 1834 empezó a luchar por la vida Edgar Degas, en 1870 la Iglesia promulgó el dogma de la infabilidad papal, en 1919 presentó armas Joan Brossa, en 1978 se despenalizó el adulterio en España, en 1981 expiró Pemán, en 1986 Tierno Galván entregó su alma fantasiosa al Señor… Pero Oviedo no quiere celebrar guerras, aniversarios ajenos, adulterios propios y ajenos, declaraciones ex cathedra…, y por eso me hago eco de la propuesta para, a través de este periódico, renombrar la Calle 19 de Julio, y ponerle Calle Amigos de la Ópera. ¡Amigos de la Ópera!, no amigos entre nosotros.

Categoría: General | Comentarios(0) | marzo 2009 |

No sé qué

Por Pepe Monteserín (29 de marzo, 2009)

En Albacete se clausuró el viernes la Convención Nacional de Arquitectos Técnicos, que, cada tres años, reúne a delegaciones de todos los colegios de España. Allá, a pesar de la huelga del transporte, se desplazó como pudo la polifónica “Bloque al canto”, del Colegio de Aparejadores, y el cuarteto de cuerda “Km. 0”, que, dirigidos por Óscar Allen, ajustaron su cabal entonación a la octava parte de una coma (diría el padre Feijoo). El grupo asturiano, junto con Guillermo Martínez, director musical, exportó ese “no sé qué” del que habla el benedictino en el tomo IV del “Teatro crítico”. El viaje a La Mancha, para asistir al concierto, me impidió acompañar en Oviedo al abogado Gerardo de la Iglesia que, con Tomás Antuña, presentaba despacho. Un despacho en el que, como en la música, y más allá de la reflexión, importa el “no sé qué”, que resuelve y hechiza.

Categoría: General | Comentarios(0) | marzo 2009 |

Plaza

Por Pepe Monteserín (29 de marzo, 2009)

A mediados del XIX, los benedictinos del San Vicente fueron exclaustrados del convento donde pretendemos reincorporar al padre Feijoo. La tapia del convento y otros muros, de piedra y espíritu, fueron derribados y así se formó la plaza que lleva el nombre del polígrafo. El monasterio se habilitó como cuartel de la Guardia Civil; se restauró en 1932 para Delegación de Hacienda, incendiada en la revolución de 1934, se reinventó y etcétera. De fray Benito dijo Menéndez Pelayo: “…fue, más que filósofo, pensador; más que pensador, escritor de revistas o de ensayos a la inglesa. No quiero hacerle la afrenta de llamarle periodista, aunque algo tiene de eso en sus peores momentos… ¡Cuánta y cuán varia y selecta cultura, aunque por lo general de segunda mano!…”. Yo, periodista frustrado, sé esto de tercera mano, por José Ramón Tolivar Faes.

Categoría: General | Comentarios(0) | marzo 2009 |

Benitu

Por Pepe Monteserín (29 de marzo, 2009)

Bieiteiro, biauteiro, binteiro, bento, beneitu…, son nombres de una misma planta, también conocida como saúco, adoptados en diferentes pueblos, desde Portugal, pasando por Galicia, hasta llegar al oriente de Asturias, donde al saúco o sabugo le dicen benitu. Lo de benitu alude a la costumbre de bendecir esta planta en la noche de San Juan. A las flores de benitu colectadas en esa fecha se les atribuyen virtudes excepcionales. Fray Benito Feijoo, propenso a la hidropesía (retención de líquidos), se cuidaba mucho de tener siempre sobre su modesta mesa una corteza de benitu (saúco bendito) macerando en una jícara con vino blanco generoso, y colocaba una ramita en su puerta de cuarterones para alejar víboras, sapos, culebras y sabandijas, que tanto repugnaban a nuestro sabio. Cuando amueblemos su celda del MAO, conviene recordar esto.

Categoría: General | Comentarios(1) | marzo 2009 |

Incienso

Por Pepe Monteserín (26 de marzo, 2009)

Pepe el del Popular era un hombre encantador, campechano, atractivo, de trato exquisito, un tipo con chispa y zalamero; presto a manifestaciones de estimación y cariño se rendía ante la clientela que tenía dinero B, de ése que no podía garantizarse del todo y al que era difícil sacarle más rendimiento del que daba en el alero del tejado, en espera de aplicación. Y ahí estaba Pepe y su farfalla, sin fondo alguno de realidad, como diría el padre Feijoo. El fraile describe a esta figura porque iban a visitarlo a la celda con el incensario en la mano y lo trataban como a ídolo para hacerse cargo de los emolumentos que escondía bajo el entarimado de castaño. “Hay que reputarla por lo que es: gente, no de estofa, sino de estafa, y sus inciensos sólo huelen bien a los tontos”. Estos días el Ibex 35 encadena la mejor racha en sus 17 años de historia. Huele bien la Bolsa.

Categoría: General | Comentarios(4) | marzo 2009 |

Muertos

Por Pepe Monteserín (25 de marzo, 2009)

Un cazador, llama al 091: “-Mi amigo está muerto, ¿qué hago? –Lo primero, asegúrese de que efectivamente está muerto”. Sigue un silencio. Luego un tiro. “Vale, ¿y ahora, qué?”. El padre Vélez, prior del monasterio de Samos, me dijo que aunque a fray Benito Feijoo lo enterraron en Oviedo, una vez asegurados de que había fallecido, del benedictino se sacó una máscara mortuoria y con ella la escultura, única en su género, obra de Francisco Asorey, que luce en Lugo, en el llamado Claustro grande, o de Feijoo, el mayor de España, de sesenta metros de lado. “¿Se conserva la máscara?”, le pregunté, pensando en recrear la figura de cera para sentarla en la futura celda del MAO. “No, desapareció en un incendio, junto con la biblioteca y la obra que donó nuestro hermano en Cristo”. Bueno, siempre podremos hacer una segunda máscara cuando se muera la estatua.

Categoría: General | Comentarios(8) | marzo 2009 |

Leche

Por Pepe Monteserín (24 de marzo, 2009)

La leche francesa se vende a un precio inferior a lo que acá cuesta producirla, según Óscar Sirgo, secretario general de COAG (Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos, formada por aquella COAG clandestina de los 70, con EFA, Explotación Familiar Agraria, y con ATP, Agricultor a Título Principal), según José Calvo, secretario general de UCA (Unión de Campesinos de Asturias) y según Ramón Artime, presidente de ASAJA (Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores, fruto del acuerdo de fusión del CNAG, Confederación Nacional de Agricultores y Ganaderos, CNJA, Centro Nacional de Jóvenes Agricultores, y UFADE, Unión de Federaciones Agrarias de España)… ¿Podéis creer que no sé a cuento de qué venía esto? Tenía que ver con la celda de Feijoo, pero matadme que ya no me acuerdo, se me fue el santo al cielo.

Categoría: General | Comentarios(4) | marzo 2009 |

Urgencias

Por Pepe Monteserín (24 de marzo, 2009)

Disgustado al no poder oír misa desde su celda, tapiada por un quítame allá esos privilegios, fray Benito enfermó. Y había huelga en la Seguridad Social. Al actual Museo Arqueológico fue a verlo un médico preilustrado, del grupo de “novatores”, un teórico que fallaba en la práctica. El novator observó al lucense recostado sobre la mesa (falta un catre, los sabios no duermen) y dijo: “Me ha llamado demasiado tarde, su señoría está a punto de morir”. “¿En qué se basa?”. “¿Es que no ve usted el color violáceo de sus manos? El fatal desenlace es inminente”. Aliviado, el padre Feijoo dijo: “Sepa, doctor, que desde joven he tenido las manos de este color; escribo cada día, vivo entre tinta”. Y repuso el novator: “Ah, éste es el único caso de diagnóstico precipitado. Rectifico”. Y el ovetense adoptivo exclamó: “¡Señor mío, mi oficio me ha salvado la vida!”.

Categoría: General | Comentarios(1) | marzo 2009 |

Testamento

Por Pepe Monteserín (22 de marzo, 2009)

En 1764 el padre Feijoo, a sus 88 tacos, cercana la hora de entregar su alma a Dios, visitó a don Anselmo Bances, un notario de Pravia que con 90 todavía ejercía en Oviedo, Rúa esq. Altamirano. Por discusiones con el ecónomo de La Corte, empecinado éste en cegar la ventana de la celda por donde el sabio oía misa (sigue tapiada), el mosén optó por cambiar el testamento y donar sus obras y biblioteca al monasterio de Lemos. Después de firmar, para salir del despacho, don Anselmo cedió el paso a fray Benito, pero el benedictino, atrevido en sus ensayos pero de actitud modesto, quiso a su vez ceder la vez al praviano: “Usted primero, don Anselmo, señaló la salida, testamento ológrafo en mano; además me supera en edad”. El señor Bances pasó: “Sea como vuesa merced desee, fray Benito; en realidad, el Viejo Testamento siempre fue por delante del Nuevo”.

Categoría: General | Comentarios(0) | marzo 2009 |

« Entradas Anteriores