Bajitos

Por Pepe Monteserín (21 de octubre, 2008)

Que un tenor sea bajo suena raro, o que un bajo sea alto, pero tenemos ejemplos recientes con Carlos Cosías y Miguel Ángel Zapater, que interpretaron a Rodolfo y a Colline en “La Bohème”. A mí me gustó sobremanera Rodolfo, como tenor, no como Rodo, tarambana incapaz de escribir un poema en toda la función; lástima su estatura, porque obligará a todas sus parejas sopranos a cantar en francesitas. Tchaikovsky era también bajo y, por su barba prematuramente encanecida, aparentaba mayor edad de la que tenía; en una ocasión asistió a la ópera con el pianista noruego Edvard Grieg y su prima-esposa Nina Hagerup, un matrimonio muy menudo que parecían hermanitos, y al día siguiente saltó la noticia y el pie de foto: “Peter Tchaikovsky acompañado de sus hijos”. En fin, afeitado, también Cosías puede hacer de Napoleón y, si adelgaza, de Peter Pan.

Categoría: General | Comentarios(5) | octubre 2008 |

Propina

Por Pepe Monteserín (20 de octubre, 2008)

En premio a mi comportamiento cuando sin yo rechistar me quitaron las anginas, mi abuelo, Emilio Corrales, me invitó a viajar a Oviedo. Comimos en un restaurante, cerca del ambulatorio de La Lila, donde me habían operado un mes antes y, aunque nos atendieron malamente, mi abuelo dejó buena gratificación. Esa noche, ante mi sorpresa, reincidimos; el camarero nos sirvió de manera impecable, la sopa llegó caliente, las sugerencias templadas y frío el helado, en cambio, no dejamos ni dos reales de propina. “¿No es incongruente tu conducta, abuelito?”. “Es la adecuada: al mediodía di la propina de la noche, y en la cena el pago por tan mala atención al mediodía”. Como las cosas han mejorado poco en los últimos 50 años, y dado que ahora evito las cenas porque quiero dormir bien, cuando como fuera de casa doy la propina antes de pedir la carta.

Categoría: General | Comentarios(1) | octubre 2008 |

Bolsa

Por Pepe Monteserín (19 de octubre, 2008)

Ardía Galicia en el verano del 76; en Figueirido, un grupo de IMEC formábamos ante el duro comandante Mata: “Os he convocado para enviar a uno de vosotros a cierta misión en la que podría peligrar su vida. Quien esté dispuesto a aceptar, dé un paso adelante; me volveré de espaldas para que nadie se sienta condicionado a hacerlo ante mi mirada”. Dio media vuelta, tras unos segundos volvió a encarársenos y, al no percibir cambios en la formación, nos insultó: “Cobardes”. Decepcionado, iba a retirarse cuando nuestro capitán Herrero le dijo: “Mi comandante, la formación no experimentó cambios porque todos dieron un paso adelante”. En la Bolsa tampoco hubo cambios porque todos dieron un paso atrás: los Masaveu, Cosmen, Nozaleda, Duro, Gam… Y no perdieron 800 millones, como dice la prensa; peligraría su vida si dieran ese paso adelante y vendieran.

Categoría: General | Comentarios(2) | octubre 2008 |

Garzón

Por Pepe Monteserín (18 de octubre, 2008)

La ley de Amnistía, de 1977, quiso ser punto final para que nada de lo ocurrido entre el 18 de julio de 1936 y el 15 de junio de 1977 fuera objeto de reclamación, y así empezar una etapa sin juicios pendientes; pero Garzón, con la democracia consolidada, salta la ley y pretende investigar los crímenes de la guerra y buscar a los desaparecidos, los mal enterrados y las almas en pena. Ingente labor de encaje en la que habrá de sentar en el banquillo a muertos y a nonagenarios, y hacer justicia, aunque sea poética: conceder a los maltratados la honra que les negó la historia. Y a estas alturas, dicha maniobra es de poetas más que de jueces y desenterradores, de rehabilitación y no de excavación, más de rosas que de fosas. Sin olvido ni rencor, llevemos coronas al cementerio de San Salvador, lancemos salvavidas de flores en la bahía de Artedo y tengamos la guerra en paz.

Categoría: General | Comentarios(3) | octubre 2008 |

Verbena

Por Pepe Monteserín (17 de octubre, 2008)

Hoy administro verbena o hierba de los ensalmos, de hojas amargas y azuladas flores diminutas. Mitiga hinchazones antiguas, aplaca el fuego de San Antón, remite las fiebres cuartanas, mundifica las llagas sucias y, de regar con el agua de remojo de la verbena el suelo donde celebremos banquetes, se lograría especial regocijo entre los convidados. Hay una verbena macho, recta, airosa, y una verbena hembra, supina o trastornada, que se extiende a ras de tierra. Críase en los tejados de San Julián de los Prados, en frisos de la Catedral, entre la Sacristía y la Capilla de San Bartolomé, y en los contrafuertes del Prau de Pachu, y se recolecta en la noche de San Juan para resolver hechizos, de ahí “ir de verbena”. Frotaos con verbena la palma de la mano al ponerse el sol y seréis amados por quien primero os toque. Por ejemplo, tempranín, estrechádsela a Botín.

Categoría: General | Comentarios(1) | octubre 2008 |

Oposición

Por Pepe Monteserín (16 de octubre, 2008)

Los taínos, nativos de Borikén, la actual isla de Puerto Rico, que descubrió Colón en su segundo viaje, disputaban entre ellos si los españoles eran mortales. Un día, el cacique Agüeybanáa conspiró para atrapar a Diego Salcedo, favorito de la diosa Fortuna; entre diez llevaron al semidiós en volandas al río Guajataca y lo sumergieron durante una hora, luego tendieron su cuerpo en la orilla y lo vigilaron día y noche por comprobar si se levantaba, pero no; es más, pasado un tiempo advirtieron que el cuerpo empezó a corromperse. Finalmente, se acercaron a él, apenados, y le dijeron: “¡Señor Salcedo, levántese su merced y perdónenos!”. Esta leyenda muestra nuestra capacidad de arremeter contra lo que creemos indestructible: personas, entidades, ciudades, sistemas, naciones (hay ejemplos cercanos en cada caso) y hasta nuestro planeta, para luego arrepentirnos.

Categoría: General | Comentarios(0) | octubre 2008 |

Latinos

Por Pepe Monteserín (15 de octubre, 2008)

Muy bien “La Bohème”, con la croata Zadro y el latino Cosías, como Mimí y Rodolfo; más que dolor por su muerte, me dio pena la soprano, cantando delante del fielato bajo una gran nevada, en francesitas; se le helaron las manos, pero no se quejó de los pies. Mi aplauso a los latinos, de Barcelona, Carlos Daza, Enric Sierra y Joan Sebastiá; al latino Manuel Lanza, de Cantabria; al latino Zapater, asturiano; a la latina Rosique, andaluza; al latino Tablada, de La Habana; al latino Marcos García, ovetense; al latino Yves Abel, director francocanadiense de la orquesta, de mayoría latina; al latino Aizpiri, easonense, director de un coro latino; a los latinos Sagi, Galán y Pepa Ojanguren… Como en Gijón detectaron que los latinos son causantes del 80 por ciento de los conflictos, bien está recordar que en el Campoamor triunfaron los latinos en gloriosa armonía.

Categoría: General | Comentarios(1) | octubre 2008 |

Rodolfo

Por Pepe Monteserín (14 de octubre, 2008)

De dos maneras podemos acudir a la ópera: sabiendo de qué va, que nos permite aproximarnos a los matices, o sin tener puñetera idea del argumento, prestos a disfrutar de la sorpresa. Prefiero las dos. “Escenas de la vida bohemia”, de donde sacaron el libreto para “La Bohème” es una recopilación de artículos del modesto periódico “Le Corsaire”; su autor, Murger, entiende la bohemia como iniciación de cualquier artista que se precie, y asigna ese rol a Rodolfo, un joven poeta algo cretino que necesita que palme su amada Mimí para convertirse en tránsfuga del frangollo y la olla de grillos y abrazar las buenas costumbres. Avisado e intrigado a la vez, veré si la inmolación de la Mimí del Campoamor (Martina Zadro) es mejor que en la novela y me redime a mí también. Lo subrayé en la página 78 de “El Gatopardo”: “Mientras hay muerte hay esperanza”.

Categoría: General | Comentarios(0) | octubre 2008 |

Mimì

Por Pepe Monteserín (13 de octubre, 2008)

La mayor parte de los textos pensados para cantar no se sostendrían sin música; es más, las sinfonías prescinden de las letras, de la misma manera que una novela es ajena a partituras. Pueden triunfar aisladamente pero, cuando coexisten, la literatura sale perdiendo, aunque el arte gane. Hoy lo comprobaré en el Campoamor, una vez más. Atendiendo al libreto y a “Escenas de la vida bohemia” (artículos de Henry Murger), Mimì, su frágil personaje principal, de manecitas gélidas, de inocente retórica, tierna, vaporosa, ligera, dulzona, cínica sin saberlo, un poco puta, otro poco melancólica y apenas redimida, deja mucho que desear; no digamos Rodolfo, poeta mequetrefe apenas esbozado. ¡Ah!, pero queda el melodrama en directo, los dúos de tiples y tenores, la música y Sagi, que engrandecerán la miseria. Es la ópera; rindámonos a un “io t’ amo” de Puccini.

Categoría: General | Comentarios(0) | octubre 2008 |

Importación

Por Pepe Monteserín (10 de octubre, 2008)

En una tienda, cerca de mi casa, compré una docena de espárragos trigueros, 420 gr. netos, 22 cm. de largo y un calibre de 12-16 mm., de los Hermanos Golbano; los preparo a la plancha, con un chorrín de aceite y cristales de sal gorda. No recuerdo el precio porque lo mezclé con cebollas y pimientos. Mi extrañeza surgió al ver en la etiqueta que son importados, dado que los Golbano, dedicados a este cultivo desde 1928, en la Vega del Jarama, para cubrir la demanda durante los meses improductivos en Aranjuez, llevaron sus técnicas y semillas al Perú. En consecuencia, importamos lo que exportamos. Ya me pasó también con una botella de agua de Borines, que venía de Inglaterra, y con una Santina de Taiwan. Lo mismo ocurre con muchos cerebros y almas que tienen que salir de Asturias y de España para cultivarse y que reconozcamos su fruto.

Categoría: General | Comentarios(2) | octubre 2008 |

« Entradas Anteriores Entradas Siguientes »