Crédito

Por Pepe Monteserín (27 de octubre, 2008)

Pío, roñoso a tope, fue al Banco Sabadell, otro que tal baila. -Buenos días. -Buenos días, Pío, ¿qué deseas? –Un crédito de un euro. -¿Un euro? Retíralo de cualquiera de tus cuentas. –No, yo quiero un euro de crédito a pagar en un mes, y si no me lo das, cancelo mis inversiones aquí. –Bueno, Pío, no te enfades, te daremos el crédito. -¿A qué interés? –El tres por ciento. –De acuerdo, pero quiero dejar en garantía mi Ferrari. –No, Pío, no es necesario, tu solvencia… –Si no me aceptáis esta garantía, cancelo mis inversiones aquí. –De acuerdo, lo aceptamos y lo depositaremos en el parking del banco. Esto me contó Pío, y que ya podía irse tranquilo de vacaciones: por unos céntimos, había conseguido estacionamiento seguro para su coche, el mes completo. Tacaño integral, con amenazas semejantes se lo hubieran guardado gratis, pero de esta manera no debe ni el favor.

Categoría: General | Comentarios(1) | octubre 2008 |

1 Respuesta a “Crédito”

  1. elsubmarinobajoelgrifo Escribió:

    Con la que está cayendo, igual a la vuelta de las vacaciones no encuentra ni el Ferrari, ni el Banco, ni la madre que los parió.
    Pío, pero ingenuo.

Escribir comentario