Sueños

Por Pepe Monteserín (25 de octubre, 2008)

Qué orgullo escuchar el discurso de Margaret Atwood en el Campoamor, con ocasión de los premios “Príncipe”; corto, substancioso, inteligente, congruente, irónico, con una pizca de humor, cargado de ternura, razón, genio y ensueño. Qué magnífico relieve otorga la literatura, por medio de la palabra hablada, a este espectáculo anual donde un príncipe corona a las personas mejores del mundo en variopintas especialidades dirigidas a hacernos la vida cómoda: librarnos de la enfermedad, la guerra, el miedo, la ignorancia, el aburrimiento y también de la realidad. Para darle pompa a un acto parecido invitaron a Selma Lagerlöf, Nobel en 1909, pero, cuando llegó el turno de su intervención, se había quedado dormida en la butaca. “¡Señora! ¡Le toca a usted hacer algo!”. La sueca, sobresaltada, dijo: “Ya estaba haciéndolo; ¡cuando me despertasteis soñaba!”.

Categoría: General | Comentarios(2) | octubre 2008 |

2 Respuestas a “Sueños”

  1. elsubmarinobajoelgrifo Escribió:

    Muy interesante el elogio de la “escritura como arte”,que realizó Atwood. Ante Todorov, por su extraordinario bagaje intelectual y por su obra, tambien hay que quitarse el sombrero.

  2. pepemonteserin Escribió:

    De Todorov escribí en esta sección, el 19 de junio pasado.

Escribir comentario