Grito

Por Pepe Monteserín (23 de octubre, 2008)

Reitero que Ingrid Betancourt, admirable luchadora contra la corrupción y las drogas, aunque de menos alcance que la Guardia Civil, no es paradigma de la concordia, sinónimo de “conformidad” y “convenio entre las partes litigantes”. Acuerdo, consenso, reciprocidad y pacto, casan mal con una persona estricta, fiel a sus convicciones. Para negociar hay que renunciar. “No van a conseguir nada, nunca”, dice la franco-colombiana, en referencia a las FARC, en un encuentro con niños por los suelos del Campoamor; al tiempo, les dice que “ser valiente es acercarse a alguien y pedir perdón”, “ponerse de acuerdo” y “esforzarse en escuchar”, con un matiz: “Estar al lado de la verdad, ser terco y cuidar los gritos”. De este modo, en busca de una silenciosa concordia unilateral, asegura que “el cambio es posible”. Su antagonista: la Joplin y el “Cry baby”.

Categoría: General | Comentarios(1) | octubre 2008 |

1 Respuesta a “Grito”

  1. Yano Escribió:

    Completamente de acuerdo, pero ya sabemos que de un tiempo a esta parte los Premios ya no van a los mas merecedores, sinó a los más famosos.
    Pena de “Negocio”.

Escribir comentario