Sursum corda

Por Pepe Monteserín (30 de junio, 2008)

El latín, lengua oficial de la Iglesia Católica, permitió entenderse en la Catedral a los secretarios de conferencias episcopales europeas pertenecientes a 28 países, reunidos en torno a la Cruz de los Ángeles, signo identificador de Oviedo y su archidiócesis. Los participantes de este encuentro, además de celebrar el año santo de la cruz, se congregaron para debatir acerca de la eutanasia, las células madre, el Islam en Europa y la asignatura de Religión. Es importante este debate en torno a cuestiones concretas, porque a nuestra religión siempre se la ha criticado por no ser una ciencia, dar por supuestas muchas verdades sin análisis racional y responder las cuestiones desde la fe, revelación divina que no admite polémicas. Así se explica cómo aquel ermitaño salió de su cueva gritando: “¡Tengo una respuesta, tengo una respuesta! ¿Quién tiene una pregunta?”.

Categoría: General | Comentarios(0) | junio 2008 |

Escribir comentario