Congreso Fepet

Por Pepe Monteserín (18 de mayo, 2008)

En platea y “amable intimidad”, como diría Javier en la Mazurca de las Sombrillas, disfruté de “Luisa Fernanda” y de la pulcritud de Sagi, en magistral clase de escenografía contemporánea que, per se, justificó mi asistencia. A mi lado, Paco Rivero, periodista extremeño, vino a contarme su vecindad con Moreno Torroba, cuando el compositor dirigía una mina de wolframio en Zarza La Mayor, cerca de Piedras Albas, donde sitúa el tercer acto; los propios actores escamotean con ingenio el cartel “Madrid” para convertirlo en un encinar. La zarzuela continuó en Terra Astur, con mi amigo Marcelo Meana, Alberto Rumschisky, vicepresidente de los periodistas madrileños, y la propia Luisa Fernanda, María José Montiel, que cenó junto a nosotros tortos de maíz con paté, y a quien le dedicamos aquella de “subir, subir, y luego caer, y venir el amor cuando no puede ser”.

Categoría: General | Comentarios(0) | mayo 2008 |

Escribir comentario