Merluza (V)

Por Pepe Monteserín (17 de mayo, 2008)

Algunos me cuentan que cuando faenaban tras la merluza del pincho, no siempre capturaban merluzas; a veces jalaban del aparejo para subirlo a la superficie y se encontraban con la sorpresa de una palometa negra, entonces poco apreciada. “¡Japuta!”, exclamaban defraudados. Tan obvia aféresis, “japuta”, dio nombre a la palometa negra, aunque su pesca ya no desilusione; como tampoco la palometa roja, “pez rey” que un metaplasmo convirtió en “perrey” y degeneró en “birréi”. Con harta frecuencia, en nuestra vida, nos levantamos cada mañana pensando en merluza y nos acostamos con palometa. Yo, en cuanto termine este artículo, iré al Campoamor a ver “Luisa Fernanda”, con mis compañeros de la Asociación Asturiana de Periodistas y Escritores de Turismo (Aspet); hay quien dice que la ópera es merluza, y la zarzuela, palometa. Yo como de todo.

Categoría: General | Comentarios(0) | mayo 2008 |

Escribir comentario