Imagen excusadora

Por Pepe Monteserín (25 de abril, 2008)

El abogado José Luis Felgueroso y el párroco de San Isidoro el Real, José Luis Alonso, encontraron en esa iglesia, en la segunda planta de la llamada capilla de las ánimas, una imagen que tenía mitra, capa pluvial y la mano extendida sin báculo, que, según el libro de fábrica, donde se lleva la contabilidad de la parroquia, corresponde a un San Isidoro de 1765, una llamada “imagen excusadora”, es decir, una figura que se usaba en las procesiones para evitar que se bajase la principal, situada en el altar mayor. “Imagen excusadora”, hermoso nombre. No significa embajador o subdelegado; no es andadero, factor, hombre de paja o santo de escayola, tampoco doble, réplica ni gato por liebre. El Papa, lo digo con el mayor respeto, es imagen excusadora de Dios, para que Éste no baje del Cielo; Agustín Iglesias Caunedo es imagen excusadora de Gabino, etcétera.

Categoría: General | Comentarios(1) | abril 2008 |

1 Respuesta a “Imagen excusadora”

  1. thesubmarineunderthetap Escribió:

    “Imagen excusadora”: ¡Qué magnífica metáfora de la existencia! Al levantarnos, nos vestimos con la falaz piel de la impostura y nuestra jornada transcurre sumergida en un auténtico síndrome demonopático .Solo al dormir-apnea del pensamiento-somos nosotros mismos, sin matices. Con una ventaja: Podemos echar la culpa de nuestros errores a esa figura putativa, a ese extraño ser que con nosotros convive, a esa “imagen excusadora”. Aunque al final,-a pesar del nombre-, no creo que nos sirva mucho de excusa.

Escribir comentario