Túnel de Pando

Por Pepe Monteserín (23 de abril, 2008)

Enterarme de que el túnel de Pando, en el Huerna, es el más peligroso construido jamás, y armarme de coraje informativo, ese don del alma, fue todo uno para ir con mi utilitario a buscar pan de trastrigo. Al embocarlo, su luz mortecina me obligó a conectar la de emergencia del coche; también calibré la ausencia de megafonía del funesto trazado, confiada la acústica a las cualidades de la bóveda de cañón; una encrucijada mental del transeúnte convertiría el pasaje en dédalo infernal, sin señales que vengan a recordarnos que en este túnel puede uno correr cualquier peligro excepto el de perderse, carente de agujeros de gusano, salidas a una cuarta dimensión, para retroceder en el tiempo, recuperar los 3,70 euros del peaje y optar por Pajares. Total, 1.453 metros agónicos, entre Escila y Caribdis, coqueteando con la masacre. Gracias a Dios y alabado, ya estoy del otro lado.

Categoría: General | Comentarios(1) | abril 2008 |

1 Respuesta a “Túnel de Pando”

  1. Alfredo Escribió:

    ¡Eres un valiente,Pepe!
    Aunque el de ayer,por La Mar, me pareció un viaje más arriesgado…

Escribir comentario