Sí, pero no.

admin (10 de mayo, 2010)

En los últimos días, hablando de responsabilidades en la actual crisis griega, no ha faltado quien ha dicho que la culpa, en el fondo, es del pueblo, pues la historia se encarga de que, con el tiempo, cada pueblo tenga lo que se merece. Esta conclusión, a la que estoy dispuesto a conceder un fondo de verdad, necesita no obstante que sean demarcadas con precisión las líneas que la separan de la frivolidad y del cinismo.

Está claro que, para que haya corruptos, ha de haber corruptores, y que unos y otros pueden hallarse entre las filas del “pueblo”. Culpable es el empresario o el banquero que corrompe al político o al funcionario, y culpable es el político o el funcionario que se deja corromper por el empresario o el banquero. Culpable es el político que da trabajo en la función pública a cambio de votos y culpables son quienes dan su voto a cambio de trabajo en la función pública. Culpables quienes sumen al país en repetidos escándalos y culpables también quienes reeligen a estos mismos con pasmosa imprudencia y contumacia. Y así sucesivamente.

Pero cada acción tiene detrás a un responsable. Y culpar al “pueblo” en su conjunto de los desastres derivados de la actuación irresponsable, inmoral y alevosa de quienes han sido democráticamente elegidos para ejercer el poder y procurar el bien común es diluir demasiado las responsabilidades.   El pueblo es mucha gente, y en el pueblo griego hay mucha gente honrada que sobrevive día a día con salarios muy bajos sin cometer delitos y sin prevaricar en los deberes más o menos modestos que se le confían. Hay muchos jóvenes muy cualificados que saben que nunca tendrán un trabajo acorde con el esfuerzo que su preparación ha requerido. Hay muchos padres que crían y educan a sus hijos teniendo que pagar por prestaciones básicas que deberían recibir del Estado a cambio de sus impuestos y que no reciben. Hay mucha gente de buena fe que confía en las palabras de sus dirigentes y que es sistemática e impunemente engañada por éstos. Hay muchas voces que tienen cosas importantes que decir y que no encuentran más cauce que el voto y la protesta callejera. Y así sucesivamente.

Acepto que, en una democracia, todos tenemos responsabilidad. Acepto que la reforma más necesaria es, en el fondo, la de la perversidad de cada uno. Pero no acepto que los pueblos del mundo tengan en nuestros días la suerte que merecen. No la tienen los pueblos de África, ni los de Asia, ni los de América, ni tampoco los de la civilizada Europa. No creo que sean los pueblos los “culpables” directos de su suerte. A no ser que lo sean del modo en que, en los crímenes, las víctimas también tienen a veces parte de “culpabilidad” en su trágica suerte.

Estos últimos días, en la calle Stadiou, frente a la sucursal bancaria donde ocurrió la tragedia, el “pueblo” pasa y deposita sus mensajes anónimos, sus oraciones, sus flores y sus velas, a la memoria de las víctimas que, a manos de unos energúmenos, murieron allí el día de la huelga general cuando se hallaban en su puesto de trabajo, quién sabe si por voluntad propia o ajena. Un gesto de “culpabilidad”.

Ofrendas populares a las víctimas en la calle Stadiou de Atenas

<img class="size-medium wp-image-11" src="https://blogs.lne.es/pedro-olalla/files/2010/05/calle-stadiou-p-olalla-screen-300×200.jpg" alt="Ofrendas populares a las v

7 Respuestas a “Sí, pero no.”

  1. Selene3000 Escribió:

    Qué facil es poner entre la espada y la parede al pueblo, para después echarle la culpa.
    Para más tarde decir que tenemos lo que nos merecemos.
    Oligarquías, políticos y capitalistas, cara duras y cínicos sin escrúpulos, ya sabemos cómo se las gastan y lo poco que les gusta la igualdad, la fraternidad y legalidad.

    Hace unos años estuve en Grecia. Atenas se parece mucho a Barcelona. Creta a Tarragona

    Un placer leerte, Pedro

  2. Buffy Escribió:

    El pueblo, que todavía existe, es el que vota a los mismos pase lo que pase, por interés unica y exclusivamente particular, véase el presente de nuestra Cuencas y quién obtiene siempre el mayor número de votos. El pueblo, siempre tiene la culpa, su sumisión, su venta del voto…es muy denigrante. Otra cosa es la ciudadanía que cumple con sus obligaciones y exige sus derechos. Los otros, los del pueblo están con la mano extendida a ver qué cae, haciendo la pelota, chivando…prefier no seguir.

    Pueblo versus ciudadanía he ahí la cuestión.

  3. pedro-olalla Escribió:

    Gracias, Buffy, por tu interesante apreciación. En efecto, para funcionar, la democracia necesita “demos”: un pueblo consciente de su dignidad y dispuesto a ejercerla.

    Saludos desde Atenas,

    P e d r o

  4. Takeo Escribió:

    Stands back from the keyboard in amzameent! Thanks!

  5. Jesús Escribió:

    Y no es la falta de inteligencia/cultura de cada persona, al final, la que hace que todo siga igual?
    Por qué nadie parece poder votar más que a dos partidos, siempre los mismos….alternándo candidatos vacíos?
    Saludos

  6. Encarna Sánchez Escribió:

    Tienes razón Jesús. Parece que sólo existen dos Partidos, como en EEUU. Pero aquí nadie quiere enterarse de nada,pensar, (que es muy complicado pensar… ¡caramba!). Hay personas que creen que esto no va con ellos, que es con los demás. Equivocados están. Y luego cuando hay elecciones, a los politicastros de este País se les llena la boca de decir: “la madurez del pueblo español”. Se deben de referir a las naranjas. Un saludo, Jesús.

  7. Encarna Sánchez Escribió:

    He estado leyendo el artículo de Pedro sobre la venta de las explotaciones en Grecia. A mi eso, por desgracia, no me extraña, porque en este país se está vendiendo el patrimonio de todos, al mejor postor, y llevan haciéndolo años, sin que nadie de explicaciones y explique donde y quien se lleva ese dinero. Podríamos seguir hablando meses y meses. Porque aquí es todo el Patrimonio, sea de un sitio o de otro; y,por supuesto, ellos siguen negociando con las grandes Empresas. En cuanto a lo del rescate a España, hace un año que lo predije, y hace años, antes que la burbuja inmobiliaria explotase,ya dije lo que iba a pasar. Tampoco me equivoqué, por desgracia, en cuanto al número de parados en este país. Además, auguro, y me gustaría equivocarme, que dentro de un año tenemos siete millones de parados. A todo esto, los 420 euros que van a seguir, según ellos, “regalando” a los parados (y están parados porque no se molestan en buscar trabajo),también lo han dicho, pues los van a pagar sobre todo los funcionarios y los pensionistas, porque dice que, claro,de algún sitio tienen que sacar el dinero. Me gustaría equivocarme, pero seguramente van a hacer como en Grecia, despedir a miles de funcionarios. A mi, me puede tocar muy de cerca, porque tengo familia funcionaria. Por hoy no quiero seguir, que bastante depresión tengo con todo. Saludos desde Madrid.

Escribir comentario