»  LNE
27 dUTC diciembre, 2010

Informe PISA, suspenso

Por Paco Redondo

Leyendo el hoy audiovisual: Ser protagonista, no solo espectador


El informe Pisa dado a conocer este martes 7 consagra el estancamiento de la Educación en España, por debajo de la media de los países de la OCDE, incluidas las competencias básicas en capacidad lectora y matemáticas. Asturias una vez más, con su muy escasa natalidad, está en torno a la media europea y algo por encima de la española. En ello influyen a mi juicio aspectos cuantitativos y cualitativos.
Cuantitativos. En España las administraciones públicas dedican un 4´5% del PIB (valor de la riqueza anual producida) a la Educación, porcentaje que probablemente disminuye actualmente con los tijeretazos, mientras que la media de la OCDE es del 5´3%. Como los presupuestos anuales de las administraciones estatales representan en torno a un 40% del PIB nacional, esto significa que la enseñanza recibe un 10% del presupuesto en España, mientras que la media en los países de la OCDE es del 12% del presupuesto público.
Cualitativos. En España aún sigue vigente la mentalidad de “la igualdad de resultados”, todos juntos deben estudiar lo mismo y llegar a la misma meta, que lleva a la mediocridad de resultados. Debe sustituirse esta por la igualdad de oportunidades, la cultura del mérito y el aprendizaje, según las aptitudes y los intereses de cada alumno: flexibilizar la enseñanza obligatoria y adaptar la formación profesional al mercado laboral.
Además, por la parte docente se hace necesario un Estatuto Docente Nacional, dignificando nuestra tarea educativa, con los mismos derechos y deberes para todos los docentes en las 17 comunidades autónomas, y una carrera profesional incentivadora y objetiva. Tema polémico en Asturias, inflado por el proceso administrativo chapucero, y un descenso presupuestario para 2011 (¿cómo se concretará en las consejerías de Educación y Sanidad?) muy superior al estancamiento del PIB.
Dice el Nobel de Literatura 2010, el liberal Vargas Llosa, que leer fomenta el espíritu crítico y el progreso, detesta toda forma de nacionalismo y dictadura, que atiza la separación y el fanatismo, y elogia la Barcelona plural, cordial y próspera donde vivió 5 años. El diálogo es enriquecedor. Él mismo, peruano y español, es un ejemplo de superación de fronteras. El paletismo se cura viajando y contrastando.

(Resumen de artículos publicados en la edición de papel de La Nueva España de Gijón)

Pinchar para ver: El Foro de libre debate

Escribir comentario