»  LNE
11 dUTC noviembre, 2010

Presupuestos para 2011

Por Paco Redondo

Resumen de artículos publicados en la edición de papel de La Nueva España de Gijón

ELECCIONES AUTONÓMICAS A LA VISTA

Hay que racionalizar el gasto autonómico, sin ajustes contraproducentes

Si bien los focos mediáticos se centran en los postres golosos que se van a llevar el PNV al País Vasco y CC a Canarias a cambio de apoyar al gobierno muy tocado pero no hundido del PSOE de ZP, el plato fuerte es la cuestión del déficit público español y el enorme desempleo, que puede rondar los 5 millones de parados reales el próximo invierno con un PIB relativamente estancado. Un ajuste obsesivo a su vez frenará la recuperación económica.
El déficit de las comunidades autónomas está lejos de ser controlado (en mayo de 2011 habrá elecciones en la mayoría), pues mientras el agujero de la administración central pasará del 6 al 2´5% de 2010 a 2011, el de las comunidades autónomas se mantendrá en torno al 3%, lo cual no es de recibo. Junto a la Generalitat de Catalunya y Valencia, el ayuntamiento de Madrid, con 6.000 millones de euros de deuda, es otro ejemplo de nefasta gestión. Hace falta racionalizar, pero ni tanto, ni tan calvo.
Es cierto que el Estado autonómico español, desarrollado a partir de la Constitución democrática y social de 1978, parece haber pasado del “café para todos” al “¿Quién chantajea más?”. En este contexto sobran los meros “Fulanismos”, que si el súper-hombre Montilla o Cascos, adulación y miopía; procede el debate de contenidos sobre políticas estatales y autonómicas: déficits públicos, gastos sociales, inversiones rentables y empleos productivos.

DÍA DE LA HISPANIDAD EN CRISIS



Época de éxitos deportivos en la España de los taifas políticos

Si hace unos años Zapatero dio la nota no levantándose al paso de la bandera USA, según él en protesta por la guerra de Irak, en esta ocasión la sorpresa la ha protagonizado el régimen chavista. Nueve debían ser los abanderados de países de Hispanoamérica que cumplen el bicentenario de su independencia entre 2009 y 2011. Pero no había desfilando nueve banderas, sino únicamente ocho: faltaba la bandera de Venezuela porque el abanderado “se encontraba indispuesto”.
España es campeona en deportes. La otra anécdota del desfile ha sido la habitual pitada a Zapatero. Hay quien puede pensar que el abucheo va en el cargo y es merecido. Aunque no deja de ser una falta de respeto en un acto institucional, aunque sea en la calle. El momento de desaprobarlo, si se considera que su gobierno ha sido negativo, será en las próximas elecciones generales. Pero sería mejor votar en positivo que votar “para que pierda el otro”.
Al menos hay un hecho positivo y que se va afortunadamente normalizando, más aún después del triunfo de la selección española en el Mundial de fútbol de Sudáfrica y el orgullo por ondear nuestra bandera nacional, y es poder decir España sin ser acusado de facha o perverso, por quienes creen que lo que mola son los nacionalismos, esos que llevan a España por el camino de la balcanización que conduce al despilfarro y el conflicto, al aislamiento y el atraso.

Grupo en facebook: El Foco

Página en facebook: Gijón

Escribir comentario