»  LNE

Archivo: octubre, 2010

4 d+00:00 octubre, 2010

En vía lenta

Por Paco Redondo

(Resumen de artículos publicados en la edición de papel de La Nueva España de Gijón)


Se confirma que no hay fecha para el AVE a Oviedo y Gijón

Cabe recordar a estas alturas dos compromisos de Zapatero en materia de infraestructuras, uno que ya quedó incumplido con creces: el de la supresión del peaje de la autopista del Huerna antes de 2008, de conexión con la Meseta castellana, si ganaba las elecciones generales de 2004; el otro que Madrid estaría unido a Oviedo por AVE en 2011 en un trayecto de dos horas y media, a punto de incumplirse.
Es complicado dar fechas cuando se acometen obras complejas, el propio Álvarez Cascos, incumplió también su calendario sobre la Autovía del Cantábrico. Y así estamos ante dos monumentos significativos de la mala planificación con dinero público o del sectarismo partidista: ¿Cómo es posible que 20 años después, y de tanto pregonar lo prioritario del tramo Unquera – Llanes, esté casi paralizado? ¿Por qué no lleva ya 10 años inaugurado, como debiera?
El otro caso lo tenemos aún más cerca, el túnel del llamado “Metrotrén”, que lleva terminado de excavar desde 2007 y ni siquiera hay fecha prevista para cuándo entrará en funcionamiento. Por fin vemos una luz de esperanza, en el avance de la denominada “estación provisional”, al otro lado del viaducto de Carlos Marx. Levantar las vías integrará Poniente y El LLano. Y es que además la estación de autobuses de Gijón no está a la altura de la ciudad.
Desde luego que urge más una buena red de Cercanías que un AVE faraónico por el Cantábrico, y más en tiempos de crisis. Ahora queda por ver cómo se desarrolla la llamada “Autopista del mar” entre El Musel – Gijón y Saint Nazaire – Nantes. Asturias, con una economía que necesita diversificarse más, no puede permitirse el lujo de perder el tren del progreso y quedarse en la periferia económica de España y Europa.

AULAS Y EMPLEOS

“Nos hemos comprometido con la educación como la mejor inversión de futuro”, ha manifestado Areces en la inauguración del curso de Secundaria en Infiesto, expresión cuya segunda parte no puede dejar de compartirse. El problema es cuando se analizan los tijeretazos presupuestarios, en cuanto a recorte salarial, reducción del número de docentes –fijos e interinos-, aumento de ratios y disminución de inversiones en investigación.
En el otro polo, Esperanza Aguirre, ha anunciado que el presupuesto de la administración autonómica madrileña se reducirá en 2011 en torno a un 10 por ciento, respecto al actual. Durante el debate sobre el estado de la región, Aguirre ha asegurado que el eje de actuación del Gobierno central del PSOE es “asfixiar a la Comunidad de Madrid” y le debe 18.848 millones de euros, por no tener en cuenta su aumento de población. Ese recorte es excesivo y contraproducente: ¿Ultraliberalismo salvaje? La moderación suele ser compañera de viaje de la eficacia.
Una reducción drástica del gasto en servicios públicos, sean de sanidad, educación o infraestructuras, revela que o antes había despilfarro o no pueden ser buenos para la recuperación socioeconómica del país. La enseñanza además debe estar sintonizada con la formación de los ciudadanos y el mercado de trabajo en beneficio personal y social.
Las reformas no deben ser ni tardías, ni escasas ni descoordinadas. A la reforma para flexibilizar el mercado laboral, respetando los derechos sociales de los trabajadores y permitiendo a las empresas adaptarse a las coyunturas, han de acompañar la mejora educativa, la garantía del sistema de pensiones, la reforma energética que diversifique el aprovisionamiento y la reforma financiera, que evite la especulación en deterioro de la economía productiva real que crea riqueza, empleo y prosperidad.

Grupo en facebook: ASTURIAS! Q WAPA YES!

Grupo en facebook: ESPAÑA NOS GUSTA