»  LNE
21 d+00:00 enero, 2010

Autoridad y caciquismo

Por Paco Redondo

ENTRE LA DEMOCRACIA Y LA EFICACIA
El nuevo ministro de Educación del PSOE Sr. Gabilondo y el PP, principal partido de la oposición, han hecho público en las últimas semanas su voluntad de alcanzar un pacto de Estado sobre la enseñanza y sus propuestas para ello. El gobierno ha lanzado como idea la ampliación de la enseñanza obligatoria y gratuita hasta los 18 años. El PP propone ampliar un año el Bachillerato, flexibilizar la FP, reconocer la autoridad docente y por fin asume en parte Educación para la Ciudadanía.
Dicen que la autoridad hay que ganársela. Es una verdad a medias. Ningún juego funciona a medio plazo si no se respetan las reglas, y ya sabemos que hay listillos dados a las trampas. Como el árbitro en el partido de fútbol, hay que tener autoridad normativa para poder hacer cumplir las reglas para quien trata de abusar y aprovecharse, si bien el repartir juego entre el equipo y dejar jugar favorece la consecución de los objetivos.
Autoridad política democrática. Ya en el siglo XIX los apaños de Canovas y Sagasta, con la excusa de la estabilidad política, derivaron en el “caciquismo”: las cúpulas de los partidos nombraban a dedo a los candidatos oficiales, que después eran plebiscitados. La cuestión no es votar –con Franco y Ceaucescu también se votaba, para que ganara el candidato oficial-, sino poder elegir con igualdad de oportunidades para los candidatos y poder controlar la acción de gobierno, para evitar el autoritarismo o la corrupción.

DOS CANDIDATURAS PARA UPyD ASTURIAS
Los afiliados en Asturias a Unión Progreso y Democracia (UPyD) deberán elegir a su líder territorial entre las dos candidaturas presentadas, encabezadas por los gijoneses Rafael Francisco Ibáñez Tejero y Humberto Rodríguez Solla, respectivamente. El próximo sábado, 23 de enero, se celebrará la asamblea congresual de UPyD que corresponde realizar tras el primer congreso del partido a nivel estatal.
Por lo que respecta a las dos candidaturas presentadas en Asturias, encabeza la primera Humberto Rodríguez, que es profesor en el Departamento de Química Orgánica de la Universidad de Oviedo. En la segunda figura como número uno de la lista Rafael Ibáñez, funcionario del Cuerpo Nacional de Policía destinado en la Comiaría de Gijón (El Natahoyo). Humberto Rodríguez Solla militó antes en el Partido Popular (PP) y lleva más tiempo en UPyD que Rafael Ibáñez Tejero.
El plazo de presentación de las candidaturas finalizó el pasado día 12 de este mes. Las dos presentadas fueron proclamadas por la comisión electoral tras cumplir los requisitos correspondientes.
La asamblea en la que se elegirá al líder de UPyD de Asturias se celebrará en el Auditorio del Palacio de Congresos «Príncipe Felipe» de Oviedo, a partir de las 12.00 horas. La votación está previsto que finalice a las 19.00 horas, con el escrutinio y la proclamación provisional de los candidatos electos.

COSAS DE REYES
Por nuestra parte la novedad estuvo en que la corte de tibetanos de la tribu Xolgoriu (como el nombre del grupo de baile folklórico asturiano de Roces), otros años acompañantes de la carroza de Gaspar, en esta ocasión los listos del protocolo nos intercalaron al grupo de senegaleses, y pusieron como comitiva del rey negro Baltasar al grupo de árabes. En efecto, en la tradición cada rey y cada regalo representa una raza y un continente: Europa, Asia y África.
Así las cosas, dejando el oro, el incienso y la mirra –a saber qué regalo habrá traído el infiltrado Mr. Bean- y poniéndonos más serios, lo importante es no olvidar los buenos propósitos para el nuevo a las primeras de cambio de fechas y retorno a la normalidad laboral, y concentrarnos en nuestros objetivos personales y sociales a lo largo del año: que si consolidar el inglés, hacer más deporte, dejar de fumar… Por cierto a ver si definitivamente dejan de fumar en los discobares que no tienen ventanas abiertas.
Feliz 2010 y buenos Reyes para todos los ciudadanos y votantes de buena voluntad. El mejor regalo social será el avance en estas tres direcciones: regeneración democrática, frente a los caciques que nombran a dedo a los más aduladores para las candidaturas oficiales; racionalización del Estado autonómico, recuperando el espíritu constitucional, liberal y progresista; superación de la recesión y diversificación de la economía social de mercado, para impulsar más riqueza, empleo y prosperidad.

Escribir comentario