»  LNE
8 d+00:00 junio, 2009

El modelo Guardiola

Por Paco Redondo

(Resumen del artículo publicado por la edición en papel de La Nueva España de Gijón)
Debemos felicitar al Real Oviedo y Sporting de Gijón. Empeño y mérito son las claves del éxito.

Escribo estas líneas antes de celebrarse la gran final del fútbol europeo de clubes en Roma de la Champions entre el FC Barcelona y el Manchester United, y por tanto al margen del resultado de un partido concreto, ya ha sido un éxito su temporada como campeón de Liga y Copa. Pero las reflexiones que siguen sirven tanto para lo deportivo como educativo y económico, en cuanto tienen el tronco común de la autenticidad y el compromiso.

Lo que merece ser analizado y valorado son las trayectorias, más allá de percances puntuales. Nadie se acuerda del penalti no pitado por el árbitro cuando gana 3 –0, recurrir a la mala suerte es un autoengaño para no hacer autocrítica de los errores propios. Cuanto más se encauza en la siembra y el abono, menos parte se deja al azar en la cosecha. Empeño y mérito son las claves.

Otro tanto sucede en la enseñanza, base cualitativa de la sociedad. En la medida en que se fomentan las oportunidades y el mérito estamos promoviendo valores positivos, en la medida en que se impone la igualdad de resultados y la inercia, se estimulan la desmotivación y la vagancia, y por tanto se crean los cimientos de la ineficacia y el fracaso.

Relacionándolo con la economía, la cultura del mérito representa la iniciativa y la inversión, frente a la cultura del subsidio, que refleja el conformismo y la ineficiencia. Se trata de crear riqueza estimulando los bienes y servicios productivos (social y económicamente), o de ampararse en excusas y consignas de partido para correr un tupido velo de falso optimismo, a ver si entretanto las cosas se arreglan solas.

Escribir comentario