»  LNE
22 d+00:00 abril, 2009

¿Optimismo o necedad?

Por Paco Redondo

ERE PARA TODO ARCELOR ASTURIAS
desempleados.jpgTodavía me acuerdo de aquella frase: “El pesismismo no crea empleos”, para justificar el optimismo en tiempos de recesión económica como presunto medio de generar confianza y reactivación económica. Pero como la economía no es fundamentalmente un estado de ánimo psicológico, sino una cuestión de producción de bienes y servicios contables, se puede ser rico y feliz o amargado pero la prosperidad favorece la felicidad, es decir la creación de riqueza no depende de que sonriamos, sino de un adecuado equilibrio dinámico entre la oferta y la demanda, osea del mercado (el demonio para los progres); el mero optimismo político porque sí cuando retrocede la economía puede ser mero timo o necedad. Esto viene a cuento de las pomposas declaraciones que Asturias resistiría mucho mejor la crisis, que será la primera en salir… y la cruda realidad de los hechos: ERE en Arcelor aplicable a toda la plantilla, ciere de empresas y comercios, caída del turismo…
CENTRO ASTURIANO Y GRUPO COVADONGA
desempleado.jpgOtro de los temas de la semana es la desestimación por el Supremo de la queja de Celemín, el socio que impugnó el proceso de fusión por absorción, que da vía libre judicial a la integración del Centro Asturiano de Gijón en el Grupo Covadonga. Sin embargo ahora parece que hay un desencuentro entre sus nuevas directivas, la del Grupo de Enrique Tamargo pide una auditoría de las cuentas de los ejercicios 2006, 2007 y 2008 y la del Centro de Marco Tuñón, (a quien denunció algún crítico pertinaz, de haber accedido a la presidencia en base a unos nuevos Estatutos no inscritos a tiempo), responde que sólo del estado actual de las cuentas. En mi análisis no hace falta auditar los ejercicios ya supervisados por los 3 administradores judiciales durante el concurso de acreedores, sino los grandes gastos posteriores invertidos en la finca recreativa de Mareo. Las cosas han cambiado, pero para mal por el lado del Grupo Covadonga, que ya no es la panacea a las deudas e inversiones del Centro, sino que a su vez los gastos del Pabellón Verde se le han disparado.

Escribir comentario