»  LNE
2 d+00:00 mayo, 2008

Ante la crisis económica

Por Paco Redondo

euro.png(Publicado en La Nueva España de Gijón el jueves 24 de abril de 2008)

El gobierno socialista de Zapatero y Solbes ha planteado 11 medidas, para tratar de reactivar la economía frente a una fuerte desaceleración del crecimiento que durante la precampaña electoral vino negando. Algunas son acertadas como aumentar la construcción de viviendas protegidas o favorecer la devolución mensual del IVA a las empresas, mientras que otras son más polémicas en el contexto del cambio de tendencia del ciclo económico y corrección de desequilibrios.

El Euribor es el índice en promedio al que los 57 principales bancos europeos de referencia se prestan el dinero entre sí en el mercado interbancario, y actualmente está acercándose al 5% lo cual es un síntoma de incertidumbre ante las perspectivas económicas y falta de confianza en la solvencia financiera de los otros, que puede lastrar el ahorro y la inversión, y por tanto el crecimiento económico y la creación de riqueza y empleo.

No es mucho consuelo que la crisis venga de Norteamérica y sea general en Europa occidental si termina también afectándonos intensamente a nosotros. La Reserva Federal USA se ha equivocado bajando en exceso los tipos de interés (del 5 al 2´25% en los últimos tiempos), de manera brusca y rápida. Es como si un coche se desvía de la dirección y, en vez de corregirla suavemente, el conductor se dedica a dar volantazos, al final el coche termina saliéndose más e incluso se pierde el control del vehículo.

Las ventajas para la economía norteamericana son que dispone de mayor liquidez, más gente y empresas pueden pedir créditos al ser más baratos, y se favorecen las exportaciones, puesto que al depreciarse el dólar los productos USA que se venden en el exterior son más baratos para sus compradores. Pero los inversores foráneos pueden buscar mayor recompensa en otras monedas, y a su vez se genera inflación en la propia nación que puede aumentar los desequilibrios.

En Europa la situación actual es que tenemos un euro sobrevalorado, lo cual es bueno para mitigar el impacto de las importaciones petrolíferas consideradas en dólares, pero nos resta competitividad al ser nuestros productos exportables más caros para nuestros potenciales clientes. En España tenemos un déficit comercial de 100.000 millones de euros, es decir un 10% de nuestro PIB (valor de la riqueza anual producida de bienes y servicios).

Se acabaron los tiempos en que crecíamos entre uno y dos puntos más que la media europea (1996-2006), por nuestra modernización productiva, los fondos europeos y sus efectos impulsores, lo que ahora se desplaza a Polonia y Rumania. A partir de ahora creceremos en torno a la media europea, lo cual tiene que dar para el aumento de población –natalidad más inmigración-, tasa de reposición productiva y crecimiento de la riqueza real per cápita.

En cuanto a los 400 euros por contribuyente y otras medidas –el Estado ingresará un 2´5% menos, 10.000 millones-, el gobierno español funciona como si creyese que la crisis sólo durará un año (2008) lo cual es más que dudoso. En vez de pagar la mitad en Junio (que creará inflación).y dejar de cobrar 6 mensualidades de Julio a Diciembre 2008, debería distribuirlo en 12 mensualidades hasta Junio de 2009, pues si la crisis se prolonga nos quedaremos pronto sin superávit para afrontarla.

www.pacoredondo.com

1 comentario

  1. Juan García dice:

    Cada vez parece más claro que nos han engañado con el lenguaje durante la campaña electoral, acerca de que no había crisis económica profunda y estábamos muy preparados para afrontar “la leve y pasajera desaceleración”. No hace falta paraguas porque casi no llueve, ¿y ahora que haremos con el chaparrón encima?

Escribir comentario