Preocupación nacional

Por Luis M. Alonso (27 de marzo, 2010)

El tripartito catalán se ocupa de restringir libertades

No cabe duda de que el tripartito de Cataluña se dedica en cuerpo y alma al interés general: a los asuntos que no dejan dormir de preocupación a los ciudadanos. El catalán es un pueblo bilingüe que tiene la suerte de poder expresarse en las bellas lenguas de Cervantes y Espriu, pero el Tripartito hace tiempo que está empeñado en que prescinda de una de ellas. Nadie con dos dedos de frente fuera de España podría entender semejante estupidez, pero así sucede y la cosa empieza a ser asumida por todos como si fuera algo razonable.

El último pepinazo o melonazo contra el sentido común es que TV3, la televisión que controla la Generalitat, redacta un libro de estilo en el que se limita el uso del castellano y prohíbe usar la palabra «nación» cuando alguien se refiere a España. La única nación que existe para el Tripartito es Catalunya y, por ese motivo, nadie más dentro del territorio español puede arrogarse una identidad nacional.

La llamada normalización lingüistica, que tratan de imponer estos botarates metidos a estadistas, consiste en la castración. En el caso de TV3, en que ni los invitados puedan hablar en castellano si no es de forma «excepcional» y «justificada». Me imagino que, al mismo tiempo, que perpetran este nuevo atentado contra la cultura y la libertad de las personas, se encargarán de que el President Montilla reciba alguna que otra clase para expresarse en catalán algo mejor de lo que acostumbra. De cómo se expresa en castellano, no hace falta que lo explique.

Si los catalanes se quedan un mes sin electricidad es algo que no le preocupa al Tripartito. Y si el problema no se soluciona hasta el verano, tampoco. El octogenario escritor inglés Tom Sharpe, vecino de Llafranc, envió no hace mucho una carta a los periódicos para comparar la situación en Gerona con la de la Inglaterra durante los bombardeos de la Segunda Guerra. Pero esto no resta prestigio, comparado con el que otorga ser la única y exclusiva nación

Categoría: Sol y Sombra | Comentarios(0) | marzo 2010 |

La vuelta de Matas

Por Luis M. Alonso (26 de marzo, 2010)

El ex presidente balear, el PP y el ahorro familiar
La política nacional se nutre de hombres previsores como Matas, que guardan en casa 100.000 euros de la herencia de su mujer para pagar la entrada de un piso de lujo en Madrid, y de manirrotos como Chaves, que declaran una cuenta de ahorro de tres mil euros. Por eso, aunque se parezcan en sus intenciones, no todos los políticos de este país son iguales.

Al ex presidente balear están a punto de trincarlo en un marrón porque se gastó cuatro millones entre 2002 y 2006 que no puede justificar con sus ingresos oficiales. En cambio, al ministro de Política Territorial y ex presidente de Andalucía le habría costado moral y racionalmente justificar que habiendo vivido durante décadas de unos sueldos más que suculentos su situación bancaria fuese tan sombría. Habría que saber lo que heredó la mujer de Chaves para hacerse cargo de lo suyo, lo mismo que ya nos lo hemos hecho del modo de proceder de Jaume Matas.

La lúgubre declaración de Chaves produjo en su día sonoras carcajadas, igual que nos tronchamos ahora con el ahorro familiar de Matas. El suyo es un caso que va camino de convertirse en la nueva bomba de relojería para el Partido Popular, cuyos dirigentes han decidido mirar a un lado como si no lo conociesen de nada cuando lo conocen de toda la vida. Hay gente que, aun perdiéndola de vista, por su recorrido, siempre permanecerá en las memorias del colectivo que lo aupó en la vida pública. Es un poco como aquellos versos de William Wordsworth que inspiraron «Esplendor en la hierba»: «Aunque ya nada pueda devolver la hora del esplendor en la hierba de la gloria en las flores, no hay que afligirse. Porque la belleza siempre subsiste en el recuerdo».

Matas, un buen día, con el sabor de la derrota todavía en los labios, hizo las maletas y se marchó sabiéndose ganador y ahorrador. Ahora está metido en un buen lío, y también el PP que tuvo en él a uno de los suyos.

Categoría: Sol y Sombra | Comentarios(0) | marzo 2010 |

Marear la perdiz

Por Luis M. Alonso (24 de marzo, 2010)

Economía pierde el tiempo con las autonomías
Lo que los ministros y los presidentes de autonomías son incapaces de resolver, bien por su dificultad u obstáculo, bien porque no se ponen de acuerdo o no quieren, o por lo que sea, se lo encargan a comisiones técnicas con el fin de aplazar la decisión. Como se dice vulgarmente, para marear la perdiz. Hay ocasiones en que el asunto traspasa el ámbito de lo común, o se cree que supera ese listón, entonces es cuando se recurre a los llamados sabios. Entonces se forman comités.

Estos sabios, no vayan a pensar los lectores, no son lo que hemos tenido toda la vida por sabios, es decir, personas con un conocimiento profundo y capacidad para contribuir a los cambios en la humanidad. Ahora, se confunde por vicio a los peritos con filósofos y a los facultativos con sabios. Sabio es el pensador con poder para acelerar la historia, aquel que interpreta las leyes del universo, al que le cae una manzana e inventa la ley de la gravedad, o el que es capaz de descubrir la lisozima después de estornudar y ver el efecto destructor de uno de sus mocos sobre una placa de Petri en la que crece un cultivo bacteriano. De eso trata un sabio, no de un asesor cualquiera convocado para hablar de la televisión o de la recolección del cacahuete.

En un escalón más abajo, se encuentran las comisiones técnicas, que igualmente integran peritos y facultativos, además de diputados culiparlantes y hasta concejales. Ante la reticencia que hay a ejercer la austeridad en las administraciones públicas, el Consejo de Política Fiscal ha decidido crear una comisión más para hacer nuevas propuestas sobre la reducción del gasto y la eficacia a la hora de ejecutarlo. Es lo mismo de siempre con idénticas intenciones y un plazo hasta el verano para seguir dándole vueltas a un asunto que parece claro e ineludible: hay que gastar menos. Se trata, una vez más, de perder el tiempo, porque el candidato autonómico, el Consejero, el Alcalde y el concejal necesitan seguir derrochando y las elecciones están cerca.

Categoría: Sol y Sombra | Comentarios(0) | marzo 2010 |

Los bomberos

Por Luis M. Alonso (20 de marzo, 2010)

La foto fija de los bomberos catalanes identificados como etarras por la Policía francesa va a pasar a la historia de los grandes fiascos, tanto por la metedura de pata en sí misma como por las especulaciones periodísticas a que dio lugar: la pésima logística de la banda, el mal estado anímico de unos pistoleros que los filman en vísperas de un atentado, etcétera. Pero el peor trago ha sido el de los pobres bomberos clientes del hipermercado, lo mal que lo han tenido que pasar para poder identificarse limpiamente como una marca blanca y dejar claro que simplemente son víctimas de las cámaras de un circuito cerrado de televisión, sin comerlo ni beberlo.

A los bomberos / etarras los pillaron con el carrito de la compra, es cierto, pero a quien verdaderamente hemos pillado, como se suele decir, con el carrito del helado ha sido a la Gendarmería. De Rubalcaba, que se ha responsabilizado de la difusión del vídeo, no sé ya ni qué pensar. El ministro del Interior se ha limitado a admitir que las cosas podrían haberse hecho mejor.

Resulta más indignante la reacción del presidente del Gobierno, que mantuvo la teoría de que no se debe exagerar, que no es para tanto el hecho de confundir a unos bomberos con unos pistoleros. Como supongo que tampoco lo será difundir de inmediato las imágenes dejando a unos ciudadanos inocentes señalados y desprotegidos, en medio de la búsqueda de los asesinos de un agente.

No se puede esperar más que riesgo de una sociedad desquiciada como ésta en la que la CIA confunde a Llamazares con Bin Laden y los gendarmes se equivocan de carrito y de compradores. Y confiar en que a uno no le toque.

Categoría: Sol y Sombra | Comentarios(0) | marzo 2010 |

Roldán, la rusa y el botín

Por Luis M. Alonso (20 de marzo, 2010)

Alguien se preguntará por el dinero del chorizo

Hemos oído decir que Luis Roldán robó 10 millones de euros y que no se sabe del paradero del dinero. Más de uno se estará preguntando, además, con cuánta pasta se ha quedado el notorio chorizo, teniendo en cuenta que vive supuestamente de los 600 euros que le pasa uno de sus cómplices, un ex alto cargo del Ministerio del Interior de la etapa de Felipe González.

Por la pista de los 600 euros, alguien podría llegar a la conclusión de que a Roldán lo han engañado sus compañeros de fechorías. Otros estarán pensando que la más elemental prudencia le aconseja permanecer alejado por un tiempo del botín, bien para no levantar la liebre, bien porque el dinero se encuentra en un lugar inaccesible para el truhán.

Este enojoso asunto de Roldán despierta aparentemente demasiadas incógnitas, que no lo son tanto cuando se rasca un poco. No parece creíble, por ejemplo, que un hombre de 10 millones, que acaba de obtener la libertad y emprende una nueva vida, pueda conformarse durante mucho tiempo con 600 euros al mes, si es que es el único dinero del que dispone. Tampoco es fácil de creer que su nueva compañera sentimental, una rusa que conoció hace dos años a través de internet, pueda haberse embarcado en la aventura del chorizo con la perspectiva de esa cantidad. Aunque también resulta asombroso que, con un botín de 10 millones en el horizonte, alguien no tenga mejor cosa que hacer que dedicarse a la caza de las rusas que se ofrecen por la red. Sin embargo, cubriendo la línea de puntos de este misterio se encuentran el apartamento de París, la casa de las Antillas francesas y el resto de propiedades que no se le pudieron embargar.

Lo de los 600 euros y la rusa de internet está en la línea cutre de aquellos calzoncillos de lunares que exhibía en las fotos de las orgías, cuando nos enteramos de que el sujeto que tuvo a su cargo a 60.000 guardias metía mano hasta en el cepillo de las viudas de la Benemérita. Menuda rata.

Categoría: Sol y Sombra | Comentarios(0) | marzo 2010 |

La tarjeta roja de Aído

Por Luis M. Alonso (19 de marzo, 2010)

Otra campaña inane de la ministra de igual da
Está muy activa la ministra de igual da, doña Bibiana Aído, que nos ha obsequiado en poco tiempo con la propuesta universitaria para estudiar feminismo y la tarjeta roja de los maltratadores, una campaña que tiene por objeto concienciar a la población de que debe denunciar, allí donde se produzca, la detestable violencia machista. Lo que pasa es que, sin quererlo, hay cosas que resultan grotescas incluso cuando se trata de un asunto tan serio y dramático como es el maltrato a las mujeres. Y entre esas cosas se encuentran estos saraos que monta la Aído para llamar la atención sobre un asunto mayor invocando cosas menores que acaban por ponernos colorados.

Estos montajes en los que la Ministra se hace rodear de la farándula o del mundo del deporte suenan a país garbancero que presume de lema moderno, por muy divino y penetrante que nos lo presenten, con vídeos dirigidos por Icíar Bollaín, la del «cheque bebé» de Zapatero; Gracia Querejeta, o la presencia inexcusable de Miguel Bosé, Juan Diego Botto, etcétera. Al final lo que la gente piensa es que el ruido es mucho más que las nueces y que con la testimonialidad no se erradica la llamada violencia de género si no se cuidan los verdaderos caminos para combatir la lacra, prevenir las situaciones y castigarlas como es debido, aplicando la ley de la manera más justa y adecuada.

Todos, salvo los agresores, podemos estar más o menos sensibilizados o concienciados para actuar contundente o decisivamente ante un caso de maltrato. El profesor Jesús Neira lo estaba y su generosa actuación, que casi le cuesta la vida, obtuvo reproches de la propia agredida y una categoría de «malvado» difícil de entender por cualquier persona decente.

Este un país raro donde lo primero que se discuten son las tarjetas rojas, incluso cuando resultan más justas que repartir el pan con el hambriento. Eso debería saberlo Aído al elegir simbología tan fútil para un asunto tan grave.

Categoría: Sol y Sombra | Comentarios(0) | marzo 2010 |

Tiembla, Fidel

Por Luis M. Alonso (18 de marzo, 2010)


Con Víctor Manuel en contra, los Castro tienen los días contados

Hay una primavera negra cubana que reverdece mientras las Damas de Blanco claman por la libertad en La Habana vieja. Cuba lleva muchos años de negritud en compañía del castrismo. La dictadura siempre presumió de justicia racial, cuando lo suyo ha sido precisamente lo contrario. Para comprobarlo, sólo hay que contar los negros, además del negro Almeida, que coparon puestos de poder en la tiranía de Fidel y Raúl. Con los dedos de una mano habría más que suficiente, incluso sobrarían cuatro.

La Primavera Negra, de la que ahora se conmemora el séptimo aniversario, tiene que ver con el encarcelamiento de los 75 disidentes que siguen en la trena desde 2003. Para Willy Toledo y Luiz Inácio, «Lula», da Silva, se trata simplemente de vulgares delincuentes comunes, algunos de ellos con una intolerable falta de apetito, pero nadie con dos dedos de frente es capaz de dudar ya de que Cuba es el último reducto del estalinismo en la Tierra. Incluso Víctor Manuel y Ana Belén se han sumado al manifiesto en contra del castrismo, después de años de apoyo a la cruel dictadura cubana.

Así que ahora no hay duda. Los hermanos Castro, con Víctor y Ana en contra, tienen los días contados. Si esta pareja de aguerridos defensores de la dictadura castrista le dan la espalda es señal inequívoca de que al tiranosaurio de La Habana sólo le queda ya Willie Toledo. Si artistas como Víctor Manuel, Ana Belén o Pedro Almodóvar se han dado cuenta ya, aunque sea así de tarde, de que lo que hay en la isla caribeña es una feroz persecución de las más elementales libertades podemos estar seguros de que cualquiera puede llegar a esa misma conclusión. Hasta el mismo Toledo acabará convenciéndose de que al pobre Zapata no lo enjaularon por mangui.

Víctor Manuel es un hombre de convicciones. Creyó en Franco e incluso le compuso una canción, hasta que dejó de hacerlo. Y entonces se convirtió en el más conspicuo antifranquista. Tiembla, Fidel.

Categoría: Sol y Sombra | Comentarios(0) | marzo 2010 |

Reprobación por parálisis

Por Luis M. Alonso (17 de marzo, 2010)

El PP se interesa por los proyectos de un empresario
El Partido Popular de Avilés ha pedido a la Alcaldesa la reprobación del concejal de Urbanismo por parálisis del ramo. Lo primero que llama la atención de esta iniciativa es que la lleve a cabo un grupo que si por algo se caracteriza es por vivir de la sopa boba, es decir, por cobrar sus concejales de un trabajo que desempeñan malamente en la oposición, limitándose a leer los periódicos y a llamar al día siguiente al periodista de turno para contarle lo que opinan sobre aquello y lo otro. Poco más.

Lo segundo tiene que ver con la parálisis propiamente dicha, y si por parálisis hubiese que pedir reprobaciones a los concejales del Ayuntamiento de Avilés, hace tiempo que la Corporación debería estar reprobada en su conjunto, al igual que ocurre en otras muchas administraciones públicas

Pero voy a algo que es lo que llama poderosamente la atención de este asunto. La dirección del PP y los concejales de este partido reclaman la reprobación de Alfredo Iñarrea por poner piedras en el camino de dos proyectos que curiosamente pertenecen a un mismo empresario. Hay veces, los populares deberían saberlo, por los casos que se han destapado en municipios donde gobiernan, que lo mejor que le puede pasar a ese tipo de urbanismo es no moverse. En ese aspecto, por lo que conozco, la resistencia del concejal socialista del ramo en Avilés resulta encomiable.

En Avilés a un hombre honrado lo presionan desde su propio partido y desde la oposición porque supuestamente tiene parados los proyectos de un mismo empresario. La Alcaldesa lo sabe, y como es consciente de ello no creo que apoye la reprobación de Alfredo Iñarrea. El secretario de los socialistas avilesinos, Álvaro Álvarez, si no fuera porque es posible que a estas alturas esté pensando en otras cosas más allá de la política, debería también saber, por su propia experiencia, las ventajas que reporta poner freno a ciertos tipos de urbanismo. Si es que se está poniendo freno a algo.

Categoría: Sol y Sombra | Comentarios(0) | marzo 2010 |

La cópula regional

Por Luis M. Alonso (16 de marzo, 2010)

Del Paraíso Natural a la indecorosa política
Definamos el momento temático de Asturias, el oso cántabro, las dos oseznas y la expectación que rodea a una cópula. Es lo que tiene el Paraíso Natural, filtrado por la posmodernidad. Lo otro, es el follón terrible de los socialistas de Siero y la indecorosa actitud de la Administración regional que, al igual que otras comunidades autónomas, se resiste a los recortes del gasto público que exige la ministra de Economía. No porque ella lo considere oportuno o necesario, sino porque Bruselas lo obliga.

Digo indecorosa por no decir indecente. Y si digo indecentes es porque el Principado no puede venir a estas alturas con que ya tiene en marcha planes de austeridad. ¿De qué planes de austeridad habla? Y si habla de planes de austeridad cómo piensan en el Gobierno regional que alguien, con dos dedos de frente, se va a creer que lleva tiempo aplicando recortes en los sueldos y, a la vez, una reducción de altos cargos. Si esto último hubiese ocurrido, ¿cómo se imaginan que nos vamos a creer que esos recortes y esas reducciones son los que realmente se deberían hacer en una coyuntura económica tan grave como la que atraviesa la región, en particular, y España, en general?

A lo más que han llegado es, en algunos casos, a congelar las subidas salariales, obligados por la presión popular. Si es que lo han hecho, porque nadie ajeno al potaje que ellos mismo cocinan podría tener la garantía de que ha sido así. Y ninguna oposición lo va a denunciar, porque este es un asunto donde todos están pillados. ¿Qué pasa con los chiringuitos? ¿Acaso se ha cerrado alguno, de las decenas de ellos que, de modo innecesario, funcionan a cargo del contribuyente? Areces dice que se cumplen los principios de estabilidad y las empresas públicas asturianas deben ya 215 millones, según el Banco de España.

Volvamos al Paraíso Natural: a la cópula de los osos. Y que alguien se apiade de nosotros.

Categoría: Sol y Sombra | Comentarios(0) | marzo 2010 |

Planes de pensiones

Por Luis M. Alonso (13 de marzo, 2010)

No creo que los ministros sufran estrecheces

Ha habido algún que otro movimiento estos días atrás con los planes de pensiones de los ministros. En algunos casos, he notado hasta preocupación por lo que unos han declarado y otros se han callado. Este tipo de cosas no explotan delante de nuestras narices por que sí, siempre hay algo que las mueve. Esta vez ha sido la invitación amable del titular de Trabajo, que nos ha sugerido, como ya hiciera en su día Solchaga, un plan de fondos con dinero cautivo para garantizar el futuro, en vista de las dudas que suscita la caja común. Pero lo mismo que la Seguridad Social despierta recelos por el despilfarro y los pocos contribuyentes que vamos quedando, mucho más ocurre todavía con los bancos y las aseguradores que son los que estarían encantados de hacerle a usted un plan de pensiones a medida como el que recomienda Corbacho.

Entre los ministros, no me acuerdo ya cómo era el reparto, había algunos, como el de Trabajo, que decían que ellos ya tenían su plan, otros con total desconocimiento manifestaban que no y una mayoría prefería dejarnos en ascuas sobre esta preocupación que nos ha entrado acerca de cómo se van a manejar estos señores y señoras en el futuro. Pues nada, yo quiero contribuir a tranquilizar a quien esté preocupado por este asunto. Los ministros bien, gracias. Están montados en el machito, incluso Chaves, que no hace todavía mucho reveló una penosa situación de liquidez. Sinceramente, con plan de pensiones o sin él, no creo que puedan llegar a pasarlo mal en el futuro. ¿Lo creen los lectores?

Pero es que, además, ocurre que todos ellos disponen de ese dichoso plan en virtud de sus cargos ministeriales, lo mismo que, por esa misma razón, gozan de tantos y tantos otros privilegios. ¿O no lo sabemos? Del único privilegio que no disfrutan es de aquel que otorga tener la confianza de un pueblo. Ahí no son privilegiados, pero a ellos no les importa demasiado. Sólo les interesa que los revaliden cada cuatro años.

Categoría: Sol y Sombra | Comentarios(0) | marzo 2010 |

« Entradas Anteriores